Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres comunidades de montes de Covelo, a favor de los eólicos en la Serra do Suído

“Estas instalaciones supondrían el aprovechamiento del monte y reportarían un beneficio que nos ayudaría a garantizar nuestra superviviencia”, explican en un escrito a la Xunta

Poza Piñeiro en Covelo, Sierra do Suido.

Poza Piñeiro en Covelo, Sierra do Suido. D. P.

Los parques eólicos planeados en la Serra do Suído han suscitado en los últimos meses la oposición de diversos colectivos vecinales y ecologistas que incluso han organizado alguna marcha en contra de la instalación de los molinos de viento. Pero no todos están en contra de la explotación eólica de la sierra, ya que tres comunidades de montes de Covelo -San Juan de Piñeiro, San Miguel de Fofe y Santa María de Campo- han trasladado por escrito su consentimiento ante las Consellerías de Economía, Cultura y Medio Ambiente. “Estas tierras son nuestro medio de vida, por lo que las inversiones que se hagan en ellas y que contribuyan a incrementar la riqueza local serán bienvenidas, como son, en este caso, los parques eólicos”, defienden los comuneros.

Consideran positiva la apertura de viales que traería consigo la instalación de los aerogeneradores

decoration

Explican las tres comunidades de montes de Covelo que “estas instalaciones supondrían el aprovechamiento del monte y reportarían un beneficio que nos ayudaría a garantizar nuestra supervivencia”. En concreto, se refieren a que algunas zonas del monte no son productivas, por lo que esta vía de explotación les permitiría obtener un rendimiento que, de otra manera, no sería posible alcanzar. También consideran positivo el acondicionamiento de caminos que conllevaría consigo la construcción de los parques eólicos. “Nos ayudaría a incrementar la rentabilidad de las explotaciones forestales y de la biomasa”, dicen.

Precisamente esta es una de las principales alegaciones que hacen los detractores de los parques eólicos en la Serra do Suído, que advierten de que las decenas de pistas que habría que construir para acceder a los molinos de viento destruirían el ecosistema de la sierra, donde crece una turbera que nutre al río Oitavén, el cual alimenta al embalse de Eiras.

Contra las alegaciones de no comuneros

En este sentido, los comuneros se muestran indignados con el hecho de que se tengan en cuenta las alegaciones de personas ajenas a las comunidades de montes, que son las propietarias de los montes.

Por otro lado, los comuneros adelantan que ya han llegado a un acuerdo con la empresa promotora de los parques eólicos y que esta se ha comprometido a mejorar las rutas de senderismo presentes en la zona y a hacerlas practicables. “Esto incentivaría el conocimiento de nuestro entorno y revalorizaría el patrimonio cultural y arqueológico presente en la zona, haciéndolo más atractivo para todos los visitantes”, defienden las Comunidades de Montes de Piñeiro, Fofe y Campo, que además valoran de forma negativa la ampliación de la Red Natura 2000 en la Serra do Suído; una figura de protección legal que blindaría los montes de Covelo contra los parques eólicos.

Compartir el artículo

stats