Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El servicio público de menús a domicilio de Nigrán duplica la demanda en 3 meses

Otras diez familias solicitan los almuerzos para sus abuelos por 1,76 euros/día | Xunta y Concello aportan los 4,84 restantes

Dos usuarios del servicio de Chandebrito prueban el menú ante el alcalde y la edil de Servizos Sociais.

Dos usuarios del servicio de Chandebrito prueban el menú ante el alcalde y la edil de Servizos Sociais.

Tener menú con primer plato, segundo y postre en la nevera para cada día de la semana supone un gran paso en la autonomía personal de mayores y dependientes y un descanso para sus familias. De ahí el éxito del primer servicio público de almuerzos a domicilio de la comarca miñorana, que se ha puesto en marcha en Nigrán y que ha duplicado la demanda en tan solo tres meses de funcionamiento. A los diez usuarios que recibieron el 8 de enero la primera entrega se suman ya otras tantas peticiones en lista de espera.

Todas serán atendidas en breve, según calcula el alcalde nigranés, Juan González, ya que el departamento de Servicios Sociais del Concello ya solicitado ya a la Xunta la ampliación del programa “Xantar na casa”. El perfil de los demandantes es similar al de los actuales beneficiarios, “fundamentalmente personas mayores a las que este apoyo les garantiza una alimentación saludable y una mayor independencia”, señala el regidor.

Los usuarios reciben una vez a la semana en casa, los viernes en el caso de Nigrán, siete bandejas con los almuerzos correspondientes a cada día, listos para calentar en el microondas y con todas las garantías sanitarias. Cada uno de ellos paga 1,76 euros por menú que cuesta 6,60. La Xunta y el Concello aportan los 4, 84 restantes. Los platos son completos y equilibrados, variados y adaptables a las necesidades de las personas beneficiarias, a sus gustos, hábitos y patologías. Ofrecen una dieta basal de entre 630 y 840 calorías, el 35% del volumen energético recomendado cada día.

Por el momento son diez los beneficiarios del programa “Xantar na casa” en las parroquias de Chandebrito, Panxón, Priegue, Parada y Nigrán. Nueve son vecinos mayores de 60 años dependientes y la décima es otra persona más joven pero con problemas de movilidad. La ampliación del servicio favorecerá a otros diez abuelos del municipio y el alcalde no descarta futuras ampliaciones si la demanda continúa incrementándose.

“Funciona muy bien, los usuarios están contentos y queremos cubrir la lista de espera. Muchos mayores que viven solos, especialmente en el rural, non tienen capacidad para ir a comprar los alimentos y cocinarlos, pero desean mantener la independencia de residir en su propia casa. Ese programa es de gran ayuda para ellos”, añade la concejala de Servizos Sociais, Bibiana Peixoto, que destaca además el bajo coste para los beneficiarios.

Compartir el artículo

stats