Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

REDONDELA

El cargadero de Redondela, ¿chatarra o patrimonio?

Argumentan que forma parte de la identidad de la ría "como un elemento monumental reconocible e identificable" - Solicitan alternativas viables para su restauración integral

El cargadero de mineral de Rande, balizado para evitar que los barcos se acerquen.

El cargadero de mineral de Rande, balizado para evitar que los barcos se acerquen. RICARDO GROBAS

Un total de veinte asociaciones de ámbito cultural de todo el país de han respaldado la iniciativa impulsada por la Asociación Rande Patrimonio Europeo (ARPE) que persigue la máxima protección para todos los elementos del patrimonio cultural e industrial ubicados en el estrecho de Rande. Una iniciativa que se centra sobre todo en el antiguo cargadero de mineral de Coto Wagner, una gran estructura metálica situada en una zona estratégica junto a la boca de la Ensenada de San Simón y sobre la que la Autoridad Portuaria de Vigo intenta lograr la declaración de ruina con el objetivo de desmontarla para buscar un rendimiento económico a todo este espacio del litoral redondelano.

Esta iniciativa para acabar con el cargadero de Coto Wagner cuenta con la oposición de todos los grupos políticos de Redondela, como quedó refrendado en el pleno del pasado mes de mayo en el que se aprobó por unanimidad una moción conjunta firmada por todos los partidos y promovida por ARPE para que el gobierno local solicitase ante la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural la incoación del procedimiento para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) a todos los elementos del conjunto histórico de Rande.

Según confirma el presidente de la Asociación Rande Patrimonio Europeo, el historiador Xurxo Constela, los últimos apoyos a la iniciativa llegaron de la Federación Galega pola Cultura Marítima (Culturmar) y del Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial (TICIHH), que argumentan en sus escritos que cargadero Coto Wagner forma parte de la identidad de Redondela y de la Ría de Vigo como un elemento monumental "completamente reconocible e identificable" de la Ensenada de San Simón. Asímismo solicitan a la Autoridad Portuaria la búsqueda de "alternativas viables para su restauración integral" al considerarlo un "recurso económico y sociocultural relevante que forma parte de los elementos del paisaje cultural de Rande".

Por su parte, el Puerto de Vigo justifica la retirada de la vieja estructura metálica ante su mal estado de conservación, que argumentan con un peritaje de la instalación que, tras más de 40 años sin uso, la califican como "irreparable" y aconsejan su derribo inmediato ante la peligrosidad que entraña para vecinos, pescadores y tráfico marítimo.

En la actualidad el cargadero se encuentra con la puerta vallada para impedir el acceso desde tierra y también balizado en su perímetro marítimo para que las embarcaciones no se acerquen.

Compartir el artículo

stats