Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VAL MIÑOR

La Rockestra Proval echa a andar

Tras debutar con gran éxito en "Luar" con una batucada, el grupo integrado por 37 alumnos del instituto nigranés se ofrece para tocar allí donde lo llamen

Los músicos de la Rockestra Proval con su directora, Paula Carreras, en el claustro del centro. // Marta G. Brea

"¿Verdad que no tendría sentido estudiar artes plásticas y no pintar o acudir a clase de educación física y no hacer ejercicio?". La pregunta es de la profesora de música del instituto Escolas Proval de Nigrán, Paula Carreras. A su juicio, las notas enseñan valores fundamentales y hay que interpretarlas para asimilarlos. Y si es de forma colectiva sobre un escenario, mejor que mejor. "La vida no deja de ser como una orquesta, cada uno tenemos un papel y todos somos importantes. El que toca el xilófono no es menos que el violinista". Esta idea que la acompaña desde hace más de dos décadas ha fructificado por fin con la creación de la Rockestra Proval, un grupo extraescolar estable integrado este año por 37 alumnos de distintos niveles -desde 1º de ESO hasta adultos- y abierto a la incorporación de nuevos miembros cada vez que comience la temporada escolar, a la marcha de aquellos que terminen su etapa en el centro y, por supuesto, a la permanencia de los que deseen continuar aunque ya no estudien allí.

Su propio nombre describe su estilo musical. Aunque la palabra orquesta se asocia mentalmente a la música clásica, el rock ha sido el elegido. "Se trata de que los chicos aprendan música a través de temas conocidos y atractivos para ellos. Yo no soy purista, creo que se puede sacar algo de cada estilo", explica la impulsora del proyecto, que agradece el apoyo de toda la comunidad escolar para ponerlo en marcha.

El grupo echó a andar en octubre y debutó el pasado 5 de enero con gran éxito en el programa "Luar" de la TVG. La actuación fue como una experiencia piloto para los jóvenes. Interpretaron una batucada con elementos de percusión reciclados como cubos de pintura, mangos de "sacho" o botellas, pero el repertorio que preparan para sus próximos conciertos es más amplio y los instrumentos que tocan más ortodoxos.

Repertorio

Por el momento disponen de tres clarinetes, dos gaitas, un violín, una viola, una batería, un bajo y un carillón. Y entre los temas que ensayan fuera del horario escolar se encuentran clásicos como del rock "Stair way to heaven" de Led Zeppelin, "Nothing else matters" de Metallica o "Viva la vida" de Cold Play.

Ensayan cada lunes, fuera del horario escolar, para presentarse en sociedad en primavera en el Concello. La idea es iniciar después una gira y actuar allí donde les llamen.

Su trabajo sería inútil sin conciertos. Paula Carreras insiste en la finalidad del proyecto. "Siempre he creído que todo el mundo debería vivir la experiencia de ser músico, aunque solo sea en la etapa escolar. Subirse al escenario no solo mejora la formación musical, sino que permite desarrollar muchas capacidades, se tenga el nivel que se tenga, y supone una inyección de autoestima brutal, especialmente en estas edades vulnerables", destaca.

Y es que los objetivos de la iniciativa son múltiples. Al de aprender música se suman otros como el desarrollo de la concentración, la memoria, la coordinación psicomotriz, el esfuerzo, la disciplina, la responsabilidad, el respeto, el crecimiento cultural, el uso saludable del tiempo libre, el trabajo en equipo y un largo etcétera que se va cumpliendo a medida que pasan las semanas. "Aquí se hace un trabajo profesional. Hay un compromiso tremendo por parte de los alumnos", añade la profesora.

Compartir el artículo

stats