07 de marzo de 2019
07.03.2019

Un Entroido sabroso y secular que vuelve a la vida

Campañó volvió a recuperar la tradición de la Corrida da Rosca, en la que compitieron niños de distintas edades y también adultos

07.03.2019 | 02:04

La Corrida da Rosca se celebró con regularidad hasta los años veinte del pasado siglo, cuando esta tradición vinculada al Carnaval desaparece, para ser recuperada un siglo después por los vecinos de Campañó, empeñados en no dejar morir definitivamente una larga tradición popular que bien merece continuar otros siglos.

Lo hace, eso si, con un nuevo formato, y si hace un siglo los mozos de la parroquia se afanaban en escalar un tronco para hacerse con una rosca rellena de huevos, en la actualidad son los pequeños de la casa los que toman el relevo.

Con ellos, también algunos adultos se animaron a sumarse a las distintas carreras en las que tuvieron que salvar algún obstáculo y en las que vencían los primeros que tocasen la rosca situada al final del recorrido.

La celebración, prevista inicialmente para el campo de Cabaleiro, se trasladó al interior de la Casa da Cultura de Campañó por el mal tiempo, de modo que los niños y sus familias pudieron disfrutar a cubierto de las distintas pruebas.

En el Carnaval tienen cabida no solo todos los disfraces sino, especialmente, todas las edades. Así, si en Campañó los niños y adolescentes acudieron en algunos casos acompañados de sus abuelos, en la discoteca Daniel éstos fueron los protagonistas.

La céntrica discoteca fue escenario del baile de disfraces para personas mayores, en la que no faltaron divertidas caracterizaciones, buen humor y animados bailes.

Gastronomía

Con el humor, la música y la animación, la gastronomía es otro de los grandes atractivos del Carnaval gallego y no lo es menos en el caso de Pontevedra. Así, los que quieren degustar la fiesta también en esta vertiente tienen una buena opción en las Xornadas Gastronómicas.

Es un programa en el que colaboran distintos establecimientos hosteleros, que durante esta semana ofrecen degustaciones y menús a base de productos típicos del Entroido, desde las carnes del invierno gallego a postres tradicionales como filloas.

Se trata de un enfoque del Carnaval, el gastronómico, alejado de las celebraciones más multitudinarias y en buena medida pensada para los más pequeños de la casa o al menos para un público familiar. Por el contrario, también tiene sus miras puestas en el público adulto la Mostra da Parodia, tanto por su horario como por el carácter transgresor de sus propuestas.

La 25 edición de la Mostra da Parodia se celebrará mañana a partir de las 22.30 horas en distintas calles y plazas del centro de la ciudad, donde se repartirán los grupos para presentar sus espectáculos de humor y música. Los premios se entregarán a la 1 de la madrugada en A Ferrería.

Máscaras y fiesta en el casino Mercantil

Los más pequeños de la casa tuvieron ayer una cita doble en el centro histórico y en ambos casos con el Carnaval como excusa. El taller "As máscaras de Ravachol" se trasladó desde la plaza de A Peregrina a los soportales de A Ferrería para que los participantes, sus familias y los monitores pudiesen resguardarse del mal tiempo. Con todo, los intensos aguaceros no desanimaron a los participantes, que se tuvieron oportunidad de recortar, pegar o colorear y explorar así su creatividad.

A solo unos metros, en la sede noble del casino Mercantil, ubicada en la plaza de Curros Enríquez, numerosos niños disfrazados participaron en la fiesta de Carnaval que celebró la sociedad capitalina. Numerosas princesas, superhéroes, osos, animadoras, catwoman y, por supuesto, piratas pudieron disfrutar de una divertida tarde de fiesta, música y juegos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook