Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esfuerzo municipal en la limpieza de los cementerios de titularidad eclesiástica

Los concellos preparan los camposantos en vísperas de la fecha de Todos los Santos y Difuntos | Cambados abre las puertas del Mercado das Flores más grande de O Salnés

Varios vecinos limpian en el camposanto de Santa Mariña. Noé Parga

La proximidad de dos jornadas tan emotivas como Todos los Santos y Difuntos ha puesto a los concellos a realizar trabajos de limpieza en los camposantos pese a que, la mayor parte de ellos, no son de titularidad municipal, sino eclesiástica. El objetivo es que se encuentren en perfectas condiciones para esas dos jornadas tan emotivas en las que muchos vecinos van a recordar a sus familiares y seres queridos.

En A illa, el concello iluminará el cementerio. | // NOÉ PARGA

Un ejemplo de esa colaboración que prestan los municipios en los camposantos es el de A Illa de Arousa, que ha instalado luces en el camposanto para la vigilia nocturna que se acostumbra a celebrar en ese municipio. A ello se suman las tareas de limpieza que se han venido desarrollando en los últimos días, con los operarios municipales centrando en dejar todo en perfectas condiciones.

En Cambados, también el Concello se ha encargado de la limpieza de los diferentes camposantos, centrando su actividad durante las dos últimas semanas. El trabajo más arduo se realizó en Santa Mariña, camposanto reconocido como Ben de Interese Cutlural que recibirá cientos de visitas durante estas fechas. En Meis también se ha reforzado el servicio de contenedores en todos los cementerios para facilitar el depósito de los restos que se generan en la confección de los tradicionales centros de flores.

El Mercado das Flores de Cambados abrió ayer sus puertas en la plaza de Fefiñáns. | // N. PARGA

Precisamente en Cambados abrió ayer sus puertas el Mercado das Flores, uno de los más importantes de Galicia por el número de expositores que se asientan en él. En la carpa situada en Fefiñáns se agrupan un total de 24 floristerías procedentes de diferentes puntos de la comarca de O Salnés, pero también de otros municipios como Barro, Caldas de Reis o Marín. Xurxo Charlín, edil de Facenda, apuntaba ayer que este mercado “revitaliza el casco histórico y permite recuperar una cita histórica, la de la celebración de un mercado en la plaza de Fefiñáns, donde tenía lugar antiguamente”. La elección del lugar se ha realizado con el visto bueno de las propias floristerías que ayer, explicaba Charlín, “están muy satisfechas con la decisión, no solo por las ventas y la afluencia de personas, sino también por disponer de una carpa transparente que permite ver todas las flores y el pazo de Fefiñáns”. En esta primera jornada, en el mercado se han comercializado más flores de personas que elaboran ellas mismas sus propios centros. Será a partir de hoy cuando las floristerías comiencen a vender los centros que se llevarán a los diferentes camposantos de la comarca. Charlín también destaca las posibilidades que ofrece la ubicación elegida para el estacionamiento, lo que facilita que acudan vecinos de otros municipios limítrofes. El mercado das flores, al igual que el de Vilagarcía, mantendrá abiertas sus puertas hasta mañana.

Desfiles de Samaín por toda la comarca

La festividad de Todos los Santos también sirve para que los más pequeños disfruten con la tradición del Samaín, una tradición en la que se han implicado los concellos con la celebración de desfiles y actividades. Un ejemplo de ello es el Concello de Cambados, donde hoy, a partir de las 19.00 horas habrá un desfile terrorífico que saldrá de la plaza del Consistorio. El desfile se complementará con una sesión musical en el parque de Torrado que comenzará a la misma hora. Mañana, tendrá lugar la Festa Meiga, que comenzará a las 16.00 horas. En A Illa, además del desfile de Samaín que tendrá lugar mañana, a partir de las 18.00 horas, el miércoles se volverá a celebrar el Día de Pedir, una jornada en la que los más pequeños salen a la calle a la búsqueda de golosinas y céntimos, llamando a cada puerta por la que pasan. Se trata de una de las tradiciones más antiguas que existe en la comarca de O Salnés que en A Illa se esfuerzan en mantener.


Compartir el artículo

stats