Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benito y Óscar, diez años de noviazgo que acaban en boda

La celebración es este viernes a las 12.30 horas/Fue invitado un selecto número de amigos

Pastora y María tras la ceremonia civil en el Ayuntamiento de Cambados, en 2017. | // IÑAKI ABELLA

El Ayuntamiento de Cambados acoge este viernes la segunda boda gay masculina de su historia que oficiará la exalcaldesa Fátima Abal, que ya presidió varios enlaces de personas del mismo sexo, aunque predominan el de mujeres.

La celebración fue anunciada ayer por uno de los amigos de la pareja para agradecerles el hecho de ser uno de los selectos invitados a participar en la ceremonia civil especial, que los futuros contrayentes esperan con especial ilusión.

Benito Vázquez Conde de 54 años y Óscar Suárez González de 42, son pareja desde hace casi una década pero no fue hasta ahora que decidieron dar el paso, explican sus más fieles amigos, como Julio que se muestra especialmente encantado por asistir al enlace que “creo es de los primeros que se celebran en Cambados entre dos hombres”.

Porque bodas entre personas del mismo sexo en la villa del Albariño ha habido otras anteriores y en la localidad todos recuerdan una femenina que se celebró en 2017 pues ambas novias, Pastora y María, llegaron al Ayuntamiento en un precioso carruaje tirado por caballos y un coche clásico, ambas con vestido rosa y tocado de corona de flores.

Ahora se repite la celebración oficial entre Benito y Óscar que serán recibidos por sus amistades más íntimas a las doce y media de la mañana del viernes.

“Están muy animados”, asegura Julio que explica que han elegido la fecha por la proximidad con el Día del Orgullo, celebración que todavía cuenta con actividades pendientes en varios municipios de la comarca de O Salnés.

El actual Gobierno local de Cambados, tanto con Fátima Abal como alcaldesa como con el actual regidor Samuel Lago se han mostrado especialmente receptivos con la diversidad sexual y las reivindicaciones del colectivo LGTBQ y de hecho han instalado un banco pintado con los colores del arcoíris que simboliza la reivindicación de todos estos colectivos.

También cuenta en la plantilla con personal transgénero en alguno de sus departamentos.

Compartir el artículo

stats