Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vertido de Vilaxoán lleva a Ravella a insistir en la concienciación en la buena gestión de los residuos

La acumulación de toallitas sanitarias colapsó la red de saneamiento

La acumulación de toallitas sanitarias y otros materiales que no deben desecharse por el inodoro, fueron la causa de los daños sufridos el sábado en la red de saneamiento municipal y que dio lugar al vertido producido en la zona de Veiga do Mar, en Vilaxoán.

El mal uso de la red por parte de la ciudadanía está siendo la causa mayoritaria de las averías que se registran, por lo que el Ayuntamiento vuelve a hacer un llamamiento a los usuarios para extremar las precauciones y hacer un buen uso del servicio, no tirando materiales de este tipo por el váter (toallitas, compresas, pañales, preservativos, tampones…) “que son los que obstruyen las tuberías y tienen como consecuencia inmediata los indeseables vertidos al mar, con el consiguiente daño al medio ambiente y, en el caso de Vilagarcía, para marisqueo y turismo”, apuntan desde Ravella.

En el caso del sábado, el atasco fue de tal magnitud que los servicios municipales tuvieron que dedicar 10 horas (desde las cuatro de la tarde hasta casi las dos de la madrugada) a limpiar todo el tramo de red que estaba bloqueado, utilizando primero el camión aspirador comprado por el Ayuntamiento y a partir de las diez de la noche, con la colaboración de la empresa Contucho.

El atasco se produjo en un tramo de la propia red, antes de llegar al bombeo. Como el alcantarillado más cercano estaba después de este, el flujo de aguas residuales se desbordaba por el camino que, al descender, conducía el reguero hasta la red de aguas pluviales, que era donde llegaba al mar.

El Ayuntamiento agradece a la vecindad que avisen a la mayor brevedad de este tipo de situaciones.

Compartir el artículo

stats