Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estas son las mejores rutas de senderismo de O Salnés

La comarca cuenta con caminos señalizados tanto en la costa como en el interior de los bosques

Un tramo de la Ruta da Pedra e da Auga Noe Parga

Muchos ciudadanos ya han empezado sus vacaciones de verano, y los hoteles de O Salnés ya registran buenos niveles de ocupación, animados por el puente festivo de San Juan. Pero con el tiempo revuelto y lluvioso de los últimos días, no queda más remedio que olvidarse de la playa y que buscar otros atractivos. La comarca arousana los tiene: una buena gastronomía, bodegas en las que hacer enoturismo, y media docena de rutas de senderismo. El tiempo fresco es ideal para caminar y disfrutar de los paisajes.

La ruta senderista más conocida de O Salnés es la de la Pedra e a Auga. En la comarca ya era muy apreciada cuando el presidente del Gobierno Mariano Rajoy la popularizó más allá de las fronteras de Galicia con los paseos a ritmo rápido con los que estrenaba cada uno de los días de sus vacaciones estivales. Tiene una longitud de seis kilómetros y medio, y aunque en la aplicación de senderismo de la Xunta de Galicia figura con un grado de dificultad bajo, lo cierto es que en su tramo medio el camino no es apto para personas con movilidad reducida o de edad avanzada.

La mayoría de las rutas de O Salnés son aptas para un público familiar

decoration

Eso sí, los paisajes que ofrece del río Armenteira, con saltos de agua y docenas de molinos de piedra a sus orillas, son un auténtico placer para los sentidos, y más ahora en que algunos médicos incluso plantean recetas “baños de bosque” para aliviar males relacionados con la ansiedad o el estrés. La Ruta da Pedra e da Auga empieza en Barrantes y concluye a los pies del monasterio de Armenteira.

Ciclistas en la Vía Verde do Salnés INAKI ABELLA DIEGUEZ

También son concurridas las rutas del Concello de O Grove, aunque los paisajes que ofrecen sean completamente diferentes. La del Adro Vello (3,1 kilómetros), y la de Con Negro (3,8) discurren por una costa que maravilla cuando se asoma al océano. Ambas son fáciles.

Regresando al interior de la comarca, los senderistas pueden encontrar tres opciones a orillas de otros tantos ríos: Meaño cuenta con una ruta junto al río de A Chanca, de siete kilómetros de longitud y dificultad media; en Meis, una alternativa menos conocida y transitada que la de la Pedra e da Auga es la ruta del río San Martiño, de 11,2 kilómetros de longitud y dificultad media. Y en Ribadumia, una opción para todos los públicos es la ruta del Umia, de cinco kilómetros y medio. Finalmente, en Vilanova se puede caminar por la Ruta de los Miradores del Monte Lobeira, de 4,4 kilómetros y dificultad fácil.

La Vía Verde no es una ruta de senderismo, pero permite pasear de forma segura y relajada entre Rubiáns y Portas

decoration

Además de estos caminos, que están señalizados y que figuran en la guía oficial de senderismo de la Xunta de Galicia (que se hace con el aval técnico de la Federación Galega de Montañismo) hay otros espacios naturales que son muy apreciados en la comarca, pero que no están señalizados como rutas de senderismo. Un buen ejemplo de ello es el parque natural de O Carreirón, en A Illa; o el paseo de madera y tierra que recorre toda la costa de Cambados desde la desembocadura del río Umia hasta el límite municipal con Meaño.

El mirador del Faro das Lúas es una de las paradas imprescindibles en la ruta de Lobeira (Vilanova) INAKI ABELLA DIEGUEZ

También se ha puesto muy de modo la Vía Verde do Salnés, que comunica Rubiáns, en Vilagarcía, con la Azucarera de Portas. Mide 9,5 kilómetros, y es apta para el público familiar.

Compartir el artículo

stats