Saltan las alarmas en el sector del mar por la aparición de un vertido solidificado aún no identificado

Los acúmulos en forma de piedras aparecieron en las últimas horas en playas de A Illa y Vilanova | Se cree que son desperdicios industriales y ya han sido retirados

Algunas de las piedras de acúmulos de desperdicio en la playa de A Canteira.

Algunas de las piedras de acúmulos de desperdicio en la playa de A Canteira. / Iñaki Abella

La preocupación entre el sector del mar de A Illa de Arousa ha ido en aumento en las últimas horas debido a un vertido localizado en varias playas del cual preocupa su procedencia y aspecto.

La alarma surgió en la tarde del pasado domingo cuando un vecino publicó en sus redes sociales el aspecto del material viscoso encontrado mientras paseaba por una de las playas de A Illa. Ya en la mañana de ayer, desde la Cofradía de A Illa abordaban el tema con preocupación dando parte además al Seprona para que actuase en consonancia.

Alguna de las piedras encontradas llega a alcanzar el kilo de peso

El patrón mayor, Juan José Rial Millán, reconocía que “se encontraron varias bolas que son acúmulos de desperdicios industriales. Se solidifican y dejan un aspecto muy parecido al de las pastillas de detergente compactadas de las lavadoras después de lavar”. Añadió el máximo representante de la Cofradía de A Illa que “algunas de las bolas acumuladas llegan a tener un peso de un kilo”.

La aparición de estos desperdicios también se pudo registrar en alguna playa de Vilanova, si bien la principal preocupación está en identificar el origen desde tipo de vertido que nunca otra vez se había identificado en las playas de la zona. Subraya Rial Millán que “se debe analizar que tipo de material es y, sobre todo, saber de donde viene y tratar de controlar ese vertido. No es solo retirar las bolas que aparecieron en las playas, sino saber a qué se debe”.

Las sospechas del sector se centran en el vertido de una empresa de manera directa sobre el mar. Ello, sumado a los efectos de los vientos del norte, ha derivado en un acúmulo de desperdicios en diferentes arenales de A Illa que alcanzan desde las playas de A Sapeira hasta la de A Canteira, en la zona de O Bao.

El Concello de A Illa ha sido el encargado de retirar estos desperdicios y limpiar las playas destacando que estos materiales no suponían una alta cantidad, pero entienden y se solidarizan con la preocupación del sector del mar ante la falta de definición del material encontrado.

Lo sucedido en A Illa y en Vilanova es un nuevo episodio más de la guerra contra los vertidos y los plásticos que desde la Cofradía de A Illa se ha iniciado desde hace ya muchos años. En este sentido, desde este colectivo solicitan una investigación exhaustiva de este vertido apuntando a la necesidad de atajar una situación que de no controlar puede generar unas consecuencias definitivas para el sector del mar.

Suscríbete para seguir leyendo