Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unas “Manazas” que recogen admiración por toda Galicia

La muestra de José Luis Vázquez Meijide pasa de O Vello Cárcere de Lugo al Liceo de Noia entre buenas críticas

El pintor vilagarciano durante la inauguración de su exposición en Noia.

El Liceo de Noia acoge hasta finales de febrero la obra de José Luis Vázquez Meijide “Mei”. Hasta ahí podría asemejarse al de un anuncio más de una de las tantas muestras que se realizan en muchos lugares. Sin embargo, detrás de esos cuadros hay una historia que merece la pena ser contada.

Si bien la pintura atrajo su atención desde un tiempo anterior sin detenerse demasiado en ella, el idilio absoluto del vilagarciano con las acuarelas, los lienzos y la expresión artística llegó a consecuencia de una mala noticia. Una importante lesión de rodilla le privó durante un tiempo de liberar en el deporte toda aquella energía que le caracteriza. Fue entonces cuando se reencontró con la pintura y el tiempo necesario para descubrir un talento subyacente que le proporcionaba una calma y un estado de bienestar que le cautivó.

Momento de los preparativos de la exposición en Noia.

Con el que define “un estilo muy particular”, Vázquez Meijide empezó a intimar con los lienzos en blanco hasta llegar a un derroche de colores, formas e imágenes que se tradujeron en cada vez más y más cuadros. Tanta fue la producción que empezaba a acercarse el momento de mostrar toda esa incontinencia de manera pública. Reconoce que solicitó la posibilidad de contar con la sala Rivas Briones en Vilagarcía sin haber obtenido todavía respuesta por parte de la Concejalía de Cultura de Vilagarcía, pero eso no le llevó a desfallecer sino más bien la contrario.

Nato en Chantada, optó por la vía lucense para encontrar el espacio que se le sigue resistiendo en su casa y Lugo le abrió de par en par las celdas de O Vello Cárcere, un antiguo penal reconvertido a majestuoso edificio cultural situado a solo 500 metros del hospital donde Mei nació hace 51 años.

Todavía no había hecho más que colgar sus cuadros en Lugo cuando ya contaba con el ofrecimiento del Liceo de Noia para enseñar sus altas capacidades para la pintura. Allí, el pasado viernes, inauguró sus “Manazas” con 29 cuadros seleccionados que han sido acogidos con los brazos abiertos entre las buenas críticas que sigue acumulando tras cada visita.

Pinto aquello que a mí me gusta y de la forma que me gusta. Soy de poner manos grandes y Manazas me pareció un nombre que se ajustaba a mi estilo y también a mis cuadros

José Luis Vázquez Meijide - Pintor

decoration

El nombre de la muestra no obedece al azar ni a ningún patrón estético, es casi un ejercicio de autodefinición. Señala Mei que “pinto aquello que a mí me gusta y de la forma que me gusta. Soy de poner manos grandes y Manazas me pareció un nombre que se ajustaba a mi estilo y también a mis cuadros”.

Un total de 29 cuadros se pueden ver en las salas del Liceo de Noia.

Incluso reconoce sentirse un poco desbordado ante las buenas críticas y las exposiciones que le obligan a un trabajo extra, pese a contar la ayuda de su familia en materia logística. “De momento sigo jugando a ser artista, pero sí me pongo más tenso de lo habitual cuando me toca exponer ante el público. Y para pintar necesito estar tranquilo y ahora ni puedo”, finaliza entre risas.

Solicitado para dar charlas en colegios sobre su experiencia

Tras pasar hace unos días por el colegio de Rubiáns, José Luis Vázquez Meijide también dará una charla este viernes para los alumnos de Castrelo. El motivo no es otro que contar su experiencia y el descubrimiento tardío de su talento.

Como el propio pintor señala, “les hablo de como una persona sin preparación puede llegar a pintar y a exponer. De no rendirse nunca y de que aunque creas que no puedes valer para una cosa, si te esfuerzas, lo puedes conseguir. Una cosa mala abre otras puertas como fue el caso con mi lesión y ahora estoy viviendo experiencias con las que no contaba”.

Compartir el artículo

stats