Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Difuntos vuelve a la normalidad y no habrá restricción alguna en los cementerios

Imagen de archivo del cementerio de Santa Mariña Dozo (Cambados). | // IÑAKI ABELLA

La pandemia no ha terminado, pero la celebración de Difuntos de este año ya se parecerá mucho a las anteriores al COVID. Tras el fin de la emergencia sanitaria en Galicia y de las restricciones generales, los Ayuntamientos se limitarán en esta ocasión a colocar carteles en los accesos a las necrópolis con recomendaciones para reducir en la medida de lo posible el riesgo de contraer el coronavirus. Pero no habrá prohibiciones.

El Concello de Cambados es uno de los que han colgado en las entradas a los camposantos una tabla con recomendaciones generales, como las de usar la mascarilla en todo momento, mantener una distancia entre personas no convivientes de metro y medio, llevar los utensilios y botellas de agua de casa y utilizar pañuelos de papel al toser o estornudar.

La situación epidemiológica y legal de este año no se parece en nada a la de 2020, cuando existían aforos en los camposantos. En aquel entonces había más de 200 casos activos en O Salnés, y varios concellos de la comarca coqueteaban ya con el cierre perimetral. Todo eso se reflejó en una jornada en la que las visitas a los familiares fallecidos fueron mucho más escalonadas, por lo que apenas se produjeron las aglomeraciones habituales de otras ocasiones. Sin embargo, el reencuentro de los vivos con sus difuntos en este 2021 se antoja más tradicional, por mucho que la mascarilla siga siendo obligatoria si no se puede guardar una distancia de 1,5 metros con respecto a las demás personas no convivientes.

Estos días son muchos los vecinos que acuden ya a los cementerios a limpiar las tumbas, nichos o panteones, mientras los operarios municipales se afanan en los trabajos de mantenimiento y puesta a punto, tanto en los cementerios municipales, como pueden ser los de Rubiáns y Carril, en Vilagarcía, como en los parroquiales.

En Vilanova, por ejemplo, los trabajadores del Ayuntamiento terminaban ayer con esta labor en Caleiro, al tiempo que dejaban una corona en las entradas de cada uno de los camposantos.

En Cambados se ha actuado en seis cementerios, y en uno de ellos, el de A Pastora, estrena este año un contenedor específico para los restos de plásticos y flores.

Abren los mercados de flores

Hoy abren los dos principales mercados de flores de la comarca, como son los de Cambados y Vilagarcía. El primero de ellos se celebra bajo una carpa en la plaza de Fefiñáns y cuenta con 19 puestos de venta. Funciona hasta el domingo, en horario ininterrumpido de 9 a 21.00 horas. El mercado de Vilagarcía también se situará bajo una carpa, entre el puente de Vista Alegre y la plaza de abastos. Un total de 10 floristas exhibirán sus productos hasta el lunes, 1 de noviembre. Hasta el domingo, el horario será de 8 de la mañana a nueve de la noche, mientras que el lunes la feria funcionará entre las 8.00 y las 14.00 horas. En el caso de Cambados, el coste de la carpa se sufragará con las tasas de mercado que pagarán las vendedoras; en Vilagarcía, las floristas asumen el alquiler y vigilancia de la carpa.

La necrópolis de O Grove estará abierta toda la noche el lunes

Los horarios de apertura de los cementerios serán los habituales. En el caso del municipal de O Grove, permanecerá abierto toda la noche del domingo para el lunes (jornada festiva de Todos los Santos), mientras que los demás días abre entre las nueve de la mañana y las 20.00 horas. La mayoría de los camposantos de O Salnés son de titularidad parroquial, por lo que los horarios son muy heterogéneos, y en algunos casos tampoco se cierra la puerta en ningún momento. Hay que tener en cuenta que este fin de semana se produce el cambio de hora hacia el horario de otoño e invierno, de ahí que a partir del domingo se hará antes de noche.

Vuelve la misa al aire libre de Santa Mariña

Cambados tiene uno de los cementerios más bellos de Galicia, como es el de Santa Mariña Dozo. En Difuntos este escenario incomparable acoge también una misa al aire libre. En 2020 se suspendió por el COVID, pero este año se retomará, siempre y cuando la lluvia lo permita. Así, la misa está prevista para las 17.00 horas del próximo lunes. “Yo tengo ganas de celebrar esta misa, y los feligreses tienen ganas de que se celebre”, afirma el cura párroco, José Aldao. La celebración, si finalmente puede llevarse a cabo por el tiempo, se celebrará en las ruinas, donde aún permanece expuesto el Cristo del escultor Francisco Leiro.

Compartir el artículo

stats