Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Os Lombos sigue sin recuperarse y ofrece perspectivas nefastas para el libre marisqueo

Las perspectivas del libre marisqueo para la próxima campaña no parecen nada halagüeñas.

Las perspectivas del libre marisqueo para la próxima campaña no parecen nada halagüeñas.

Hace años que las campañas de libre marisqueo no están siendo tan fructíferas como se esperaba, especialmente, por las dificultades para encontrar el marisco y la escasa productividad de alguno de los bancos naturales. Un claro ejemplo es el de Os Lombos do Ulla, otrora el más importante, pero que languidece desde hace tiempo, con la flota aguardando una recuperación que nunca llega con períodos de improductividad importantes.

Todo apunta a que esa recuperación no será este año ya que los muestreos realizados por los técnicos no han arrojado datos positivos, o por lo menos es lo que se les ha trasladado a los patrones mayores pertenecientes a Rañeiros. En esos muestreos se señala que apenas hay berberecho de pequeñas dimensiones, pero que la almeja está prácticamente desaparecida. Con estos datos, el patrón mayor y presidente de Rañeiros, Juan José Rial Millán, reconocía ayer que “nos espera una campaña de libre marisqueo muy complicada, incluso peor que la del pasado año, por la ausencia de recurso”.

Los muestreos en otras zonas como O Bohído o Cabío están todavía pendientes de realizar, pero Millán ya advierte de que “no van a deparar sorpresas positivas, en el mejor de los casos tendrán recurso pero no el suficiente para soportar a toda la flota faenando en ellos a diario desde octubre a marzo”.

Millán no quiere ser agorero, pero con los informes que tiene en estos momentos, “la campaña no pinta nada bien, puede ser incluso peor que la del pasado año porque Os Lombos son fundamentales para afrontar los seis meses de trabajo y, sin ellos, la situación se complica mucho”.

Una vez que se les faciliten esos datos, los responsables de Rañeiros mantendrán un encuentro en el que decidirán cuando se dará inicio al libre marisqueo. Será en el mes de octubre, como todos los años, aunque queda pendiente de si se abrirá el día 3, el primer lunes laborable de ese mes, o si se retrasa más tiempo, algo que no es descartable.

Los motivos por los que Os Lombos pueden encontrarse prácticamente sin recurso parecen ser muchos, desde los problemas de salinidad que se registraron a principios de este año, hasta la presencia de furtivos, pasando por un buen número de factores que se llevan arrastrando desde hace mucho tiempo. El descenso de la salinidad ya fue un problema en el mes de febrero, una situación que provocó una elevada mortandad de marisco en lugares próximos como Rianxo o Carril.

Lo cierto es que la flota arousana viene de una campaña del libre marisqueo pésima en la que solo el banco marisquero de O Bohído y algunas zonas pequeñas mantuvieron el tipo siendo productivas. Sin embargo, Os Lombos y Cabío no rindieron lo que se esperaba.

O Bohído fue el área donde se extrajo una mayor cantidad de kilogramos, con 55.978, mientras que en Cabío continuó el descalabro que lleva acumulando desde hace años, al extraerse tan solo 13.000 kilogramos de bivalvos. Os Lombos, que históricamente lideraba la producción, tan solo se pudieron extraer 18.010 kilogramos de moluscos. El propio Millán reconocía al término de la campaña pasada que las expectativas para la próxima no eran nada buenas, algo que parece confirmarse con los muestreos que se les han dado a conocer. El descanso al que han sometido los bancos marisqueros desde el pasado mes de abril parece no haber dado mucho resultado, por lo que se teme que la campaña vuelva a arrojar datos preocupantes.

Compartir el artículo

stats