Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación reduce la plantilla del IES A Illa en siete profesores pese a tener el mismo alumnado

La decisión ha provocado una gran preocupación en la ANPA del instituto isleño que no está dispuesta a consentirlo

Movilización de los padres del IES de A Illa el pasado mes de junio. |   // IÑAKI ABELLA

Movilización de los padres del IES de A Illa el pasado mes de junio. | // IÑAKI ABELLA

Todavía inmersos en la lucha por evitar que una veintena de alumnos se queden sin cursar bachillerato, la Asociación de Nais e Pais (ANPA) del IES de A Illa se ha encontrado con otro nuevo frente, el de la drástica reducción en el número de profesores del centro, pasando de los 27 que hubo en plantilla durante el curso 2020-2021 a veinte para el próximo curso. La cifra es incluso más baja que antes de la aparición del coronavirus, cuando no había que poner en marcha todo tipo de protocolos para evitar contagios entre los alumnos. Además, la reducción de profesores no se puede justificar en un descenso en el número de alumnos en el centro escolar que, prácticamente, sigue siendo el mismo, por encima de los dos centenares.

Esta situación ha indignado a los padres de alumnos, que ayer cuestionaban la actuación de Educación, sobre todo por los problemas que va a causar a la hora de desdoblar cursos que cuentan con un gran número de alumnos. Un ejemplo de ello son segundo y tercero que, con la retirada de estos profesores del centro se van a tener que crear cursos con 28 alumnos, cuando la propia Consellería de Educación fija en 25 la ratio máxima. Con esas cifras, los padres consideran que va a resultar imposible ofrecer una enseñanza de calidad por lo que entienden que deben realizarse desdobles, y para hacerlos, son necesarios profesores. En ambos cursos “se van a necesitar tres aulas diferenciadas”.

Esos grupos con tantos alumnos también van a crear problemas de capacidad en aulas como tecnología o informática, al superar con creces su capacidad, de entre 19 y 22 alumnos dependiendo de los casos, a lo que hay que sumar que, en el próximo curso, también van a estar en vigor las normas COVID, entre las que figura la distancia social. “Habría que dividir los grupos si se quiere evitar la masificación, pero esto crea un nuevo problema, que no habrá suficientes profesores para estar con los alumnos que se queden fuera”, explicaban ayer los padres. Insisten en que “el centro tiene que mantener las medidas COVID-19, por lo que necesita personal para guardias, recreo, controlar las entradas y salidas escalonadas, etc, pero con este recorte, le va a resultar imposible”. Inciden los padres en que “la Consellería se llena la boca con lo del acceso a las nuevas tecnologías y la importancia de la formación del alumnado en ellas, pero con estos mimbres no se puede hacer un curso de forma correcta”.

La decisión ha provocado una gran preocupación en la ANPA del instituto isleño que no está dispuesta a consentirlo

decoration

La reducción también crea problemas en varias disciplinas, aunque la que queda en peor situación es pedagogía terapéutica, la que se encarga de ayudar a los jóvenes con necesidades espaciales. Al estar el profesor que la imparte en cargos directivos no le quedan horas para atender al alumnado con necesidades terapéuticas pero “desde Educación no solo no remiten otro especialista, sino que nos retiran siete profesores de golpe”.

Los padres no descartan algún tipo de movilización ante lo que consideran una decisión muy perjudicial para el futuro escolar de sus hijos.

Mientras, el problema con el que comenzaron el verano, las dificultades para ubicar a 22 jóvenes alumnos en bachillerato, sigue sin solucionarse. Los padres se han encontrado con que no se le aceptan las solicitudes de plaza en el instituto de A Basella, remitiéndolos a la convocatoria extraordinaria de septiembre.

A ello hay que sumar que el centro vilanovés para acoger a los 22 alumnos, necesita que se realicen una serie de actuaciones que, en estos momentos, no se están llevando a cabo. Los padres han reclamado un compromiso por escrito a Educación sobre la inscripción de los alumnos en septiembre, sobre todo porque necesitan solucionar cuestiones de tipo logístico, como es el transporte escolar, pero todavía no han recibido ningún tipo de respuesta.

Compartir el artículo

stats