Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Y las plantas tumbaron la farola

Los operarios municipales se llevaron la farola en un camión poco después de las ocho de la mañana de ayer. M. Méndez

Los vilagarcianos más madrugadores se sorprendieron ayer cuando vieron tirada en el suelo, y partida por su base, una de las grandes farolas que decoran e iluminan la céntrica y concurrida plaza de Galicia.

Tras permanecer tendida en el suelo toda la noche, fue retirada a eso de las ocho y media de la mañana por los operarios municipales, quienes la cargaron en un camión del Concello y se la llevaron al almacén para proceder a su reparación.

Los ciudadanos que pasaban después por la plaza y veían que la farola había desaparecido, quedando en el lugar solo la base de hormigón sobre la que se levantaba, se preguntaban qué había sido de ella. Y tanto unos como otros barajaban todo tipo de hipótesis, desde un acto propio del vandalismo hasta un accidente de tráfico.

Pero lo cierto es que la farola de hierro, a pesar de su robustez, fue derrotada por unas sencillas plantas. Más concretamente por las macetas y demás objetos ornamentales que los operarios municipales se ocupaban de colgar la tarde anterior sobre la plaza de Galicia.

Momento del traslado de la farola. A la derecha se observa su base de hormigón, vallada y con los cables dentro de un cono. | // M.M.

Resulta que la localidad se dispone a vivir una serie de actividades socioculturales relacionadas con las flores, y para mayor lucimiento de los actos previstos se decidió decorar la Praza de Galicia.

Lo que hicieron los encargados de ello fue colocar cables entre unas farolas y otras para colgar de ellos los adornos correspondientes. Y parece que tensaron tanto esos cables que acabaron forzando la farola en cuestión y partiéndola por su base.

Un hombre observa la farola, justo antes de que se la llevaran. M.M.

De ahí que los adornos que en la tarde-noche del jueves empezaban a decorar la plaza desaparecieran del lugar tras el incidente, al igual que la propia farola.

Por cierto, como recuerdo de lo sucedido queda, rodeada de vallas, la base de hormigón en la que se asentaba ese punto de luz. Y sobre ella, un cono de plástico que tapa los cables eléctricos.

El traslado del punto de luz. M.M.

Elementos ornamentales visiblemente deteriorados

Lo sucedido invita a la reflexión y hace pensar en la necesidad de someter las farolas de la plaza de Galicia a una profunda revisión. Fueron instaladas hace más de dos décadas, y parece que el mantenimiento de las mismas no ha sido del todo eficaz, a juzgar por el aspecto que presentan.

Sea como fuere, este incidente no va a impedir que se celebre este fin de semana la citada actividad floral. Se trata de la primera edición de “Espavila!”, un espacio promovido por la concejalía de Promoción Económica que estará en funcionamiento hoy y mañana.

Según se explicaba hace días, la medida incluye la creación de un jardín japonés con olivos centenarios en A Peixería, la colocación de 1.500 claveles en la calle de A Baldosa y la decoración aérea floral en Méndez Núñez y en la intersección entre esta calle y la de Valentín Viqueira.

En el lugar solo quedó la base de hormigón, con los cables dentro. M.M.

El mismo plan incluía la decoración vegetal de la plaza de Galicia, donde se estaban colgando el jueves una buen número de bolas de verde mezcladas con la flor de la paniculata. Instalación que, como se explicaba anteriormente, provocó la caída de la farola.

A todo esto se suman un espacio gastronómico en la plaza de O Castro, con instalación de 70 helechos colgantes y cañas de bambú, y la ambientación en los balcones de la Casa da Cultura mediante guirnaldas.

37

Vilagarcía "Espavila" Manuel Méndez

Con todo ello, el gobierno vilagarciano, a través del servicio municipal de Jardines, pretende “crear ambiente” para el “Espavila” y “obsequiar a los vilagarcianos con trabajos tan aplaudidos como los llevados a cabo en Navidad con los jardines efímeros y en la última edición de la Festa dos Maios”, según apuntan desde Ravella.

Esta propuesta incluye tanto talleres como conferencias centradas en el paisajismo, la decoración y el arte floral.

Compartir el artículo

stats