Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El puente de A Illa se acicala para recibir a los turistas

López, Iglesias y González en la visita al puente de A Illa. Noé Parga

Tan solo una semana después de que el alcalde de A Illa, Carlos Iglesias, alertase de la acumulación de maleza y tierra en el puente de A Illa, la Xunta ha respondido, poniendo en marcha un plan de limpieza de este espacio pensado, sobre todo, en el verano.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, visitó ayer las tareas que se están llevando a cabo en la infraestructura, de 1.995 metros de longitud, reconociendo que “la pandemia nos impidió llevar a cabo las tareas habituales de mantenimiento el pasado año, por eso era necesario realizar estas tareas cuanto antes, debido a la acumulación que se registra en la zona en la que se unen el tablero y el carril-bici".

La retirada de la maleza no es la única cuestión que necesita el puente. Tanto el alcalde, Carlos iglesias, como el delegado provincial han quedado emplazados para una nueva reunión en la que se pondrán encima de la mesa algunas actuaciones de mejora, como el pintado de la senda peatonal y el carril bici que atraviesan el puente. También la sustitución de algunos de los elementos de protección que se encuentran entre el tablero y la senda peatonal, dañados a causa de diferentes accidentes.

Dos kilómetros de viaducto

La actuación se va a desarrollar de manera integral a lo largo de los 1.995 metros de longitud con los que cuenta la infraestructura viaria y está previsto que quede finalizada a lo largo de estos días. Los trabajos están siendo realizados por personal y maquinaria del equipo de conservación de carreteras autonómicas correspondiente con la zona de Pontevedra norte.

López espera que, con este acondicionamiento, el puente “quede en óptimas condiciones y mejore su imagen y estado, ya que se trata de un punto de paso muy emblemático y que es empleado por vecinos y turistas, que esperamos que comiencen a llegar en mayor número en los próximos meses, y que eso pueda servir para la reactivación económica”.

Tanto Iglesias como López reconocen que el puente se encuentra en buenas condiciones de mantenimiento. Sobre todo, después de la remodelación integral a la que fue sometida la infraestructura en el año 2010, coincidiendo con la celebración del 25 aniversario de su construcción.

Revisión de la plataforma

Esa actuación fue una obra de ingeniería que no solo permitió ensanchar el tablero para instalar un carril bici y una senda peatonal, sino que sometió al puente a una importante revisión y mejora estructural. Esa actuación, reconocía ayer Iglesias “todavía sigue vigente y en buenas condiciones”.

La actuación supuso un desembolso de más de 14 millones de euros , una cifra que dobló la cantidad de dinero invertido en la construcción de la infraestructura, en 1985.

Compartir el artículo

stats