Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diseñan un hotel con bodega a los pies del Camiño Portugués

Mapa en el que se sitúa, con la flecha, la zona de actuación prevista para la bodega-hotel.

Mapa en el que se sitúa, con la flecha, la zona de actuación prevista para la bodega-hotel. FdV

Pontecesures va camino de disponer de una instalación hotelera y bodeguera capaz de reforzar tanto la vertiente turística de esta localidad y del municipio vecino de Valga, como la expansión vitivinícola de la Indicación Geográfica Protegida Viños da Terra de Barbanza e Iria.

Es, además, un proyecto que aspira a dar un valor añadido al Camiño Portugués sobre el que, prácticamente, se asienta el terreno elegido, por lo que servirá también de alojamiento a los peregrinos que avanzan por ese itinerario jacobeo hacia Santiago.

Aprobado inicialmente por el alcalde

Así se desprende del que se denomina “Plan especial de infraestructuras y dotaciones para la construcción de instalación turística con bodega”; documento sometido a exposición pública que acaba de aprobar inicialmente el Concello de Pontecesures mediante un decreto firmado por el alcalde, Juan Manuel Vidal Seage.

“La motivación de esta instalación es el apoyo a la promoción turística del producto de la tierra a través de un medio tan universal como es el peregrino que use las instalaciones hoteleras”

Rullo Baixo Ulla S.L.

decoration

Cerca de la AP-9

Se trata de una actuación promovida por la firma Rullo Baixo Ulla S.L. a desplegar en el lugar de Condide, a caballo entre la localidad pontecesureña y la valguesa, en un punto situado entre la carretera Nacional 550 y la Autopista del Atlántico.

El expediente en cuestión se refiere a la “construcción de un hotel en suelo rústico” con el fin de compensar “la falta de plazas existentes en el Concello, a pesar de que por el mismo discurre un tramo del Camino de Santiago”.

Plano incluido en el expediente en el que se muestra la ubicación de la finca y el trazado del Camiño Portugués.

Plano incluido en el expediente en el que se muestra la ubicación de la finca y el trazado del Camiño Portugués. FdV

Así pues, “la motivación de esta instalación es el apoyo a la promoción turística del producto de la tierra a través de un medio tan universal como es el peregrino que use las instalaciones hoteleras”.

Protección medioambiental

El ambicioso proyecto presentado en Pontecesures hace referencia a todo tipo de factores, tanto de carácter urbanístico como medioambiental.

A modo de ejemplo, determina que “los efectos ambientales sobre el medio serán mínimos, casi nulos, dada la superficie sobre la que se actúa, el tipo de obras a efectuar y la intención de la propiedad de mantener un respeto por el mantenimiento de las especies existentes así como de propagar una recuperación ambiental mediante la implantación de especies vegetales autóctonas”.

Eso sin olvidar que “se mantendrá en estado natural más del 50% de la superficie” del ámbito de actuación y que se establecerán medidas “para el ahorro en el consumo de agua”, incluso diseñando “instalaciones que empleen materiales que cumplan la normativa y sean respetuosas con el medio ambiente”.


Plazas hoteleras insuficientes

Se hace teniendo en cuenta “la falta de plazas de pernocta ligadas al Camino de Santiago”, lo cual ha despertado el interés privado por promocionar este aspecto, “con una inversión que propiciará un desarrollo económico del ámbito rural que permitirá poner en valor las potencialidades del entorno de la villa”.

Se proyectan dos edificaciones, una de uso industrial artesanal y otra, de tipo hotelero, con el fin proporcionar un soporte con enorme potencial para activar el patrimonio de las zonas rurales e integrarlo en productos turísticos reconocibles y comercializables.


Rullo Baixo Ulla S.L.

Para desarrollar el proyecto ha sido crucial, también, “el interés del Concello por potenciar el desarrollo del medio rural”, ya que esto ha motivado que el promotor, Rullo Baixo Ulla S.L., pretenda desarrollar “una actividad complementaria de primera transformación, almacenamiento y envasado de productos del sector primario”. No es otra que la explotación vinícola, atendiendo a su pertenencia a la zona IGP Barbanza-Iria.

Una de las imágenes del expediente. FdV

La citada firma, con domicilio en Pontecesures, hace constar que se pretende la construcción de dos edificaciones, “una de uso industrial artesanal y otra, de tipo hotelero, con el fin proporcionar un soporte con enorme potencial para activar el patrimonio de las zonas rurales e integrarlo en productos turísticos reconocibles y comercializables”.

“Los efectos ambientales sobre el medio serán mínimos, casi nulos, dada la superficie sobre la que se actúa, el tipo de obras a efectuar y la intención de la propiedad de mantener un respeto por el mantenimiento de las especies existentes"

decoration

13.000 metros cuadrados de superficie

Así las cosas, este plan de actuación se extenderá sobre una superficie de casi 13.000 metros cuadrados, elegida por su situación en torno a “una amplia superficie de terreno destinada a viñedos calificados con la Indicación Geográfica Protegida Viños da terra de Barbanza e Iria”.

Se la considera una ubicación idónea, tanto para desarrollar la experiencia vitivinícola como para disponer de “una instalación turística que potencie el medio rural”, dado que en Pontecesures “no hay otras de estas características capaces de satisfacer las necesidades de residencia vinculadas al Camino de Santiago”.

Preservar el terreno y evitar productos contaminantes

El expediente al que ha tenido acceso FARO hace constar que “se solicitarán las autorizaciones exigibles en materia de aguas, en lo relativo a abastecimiento y saneamiento”; al igual que “se mantendrá en su estado natural la mayor superficie posible de terreno, evitando el uso de pavimentos impermeables y empleando técnicas sostenibles en los acabados de viarios, zonas de aparcamiento y senderos”.

Los promotores también se comprometen a evitar el uso de productos que puedan contaminar el subsuelo de este enclave situado entre los núcleos urbanos de Valga y Pontecesures.

Compartir el artículo

stats