Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Somos Ribadumia carga contra el alcalde por la redacción del presupuesto y por "haber robado 30.000 euros a los vecinos"

Enrique Oubiña, portavoz de Somos Ribadumia. Iñaki Abella

Somos Ribadumia denuncia el proceso de aprobación del presupuesto municipal y el procedimiento empleado por David Castro para ello. Enrique Oubiña subraya desde “su desastrosa redacción” hasta que “el alcalde no quiso proceder a la corrección de los errores, como le solicitamos, y acabó aprobando el presupuesto con sus únicos votos”.

Entre los errores que detecta Somos Ribadumia en la redacción del documento se encuentran “una partida de 16.000 euros para pagar la factura eléctrica del local de Protección Civil, que habitualmente anda en 1.500 euros, partidas que no son reales como varias de mantenimiento para el centro de salud, cuando hace tres años que el Sergas se hizo cargo. También desapareció la ayuda a víctimas de violencia de género, 15.000 euros subvencionados por la Xunta”.

Podemos llamarle como queramos, pero esto es un robo a los vecinos en toda regla

Enrique Oubiña - Portavoz de Somos Ribadumia

decoration

Destaca Oubiña que “lo más grave es el robo intencionado de 30.000 euros que el gobierno local hace a los vecinos”. Sostiene el portavoz de la oposición al respecto que “en el apartado de ingresos, donde deberían aparecer los 954.505,57 euros que va a aportar el gobierno central aparecen únicamente 924.000 euros”. Añade al respecto el líder de Somos que “al recortar esta cifra lo que va a pasar es que el gobierno central solo nos va a ingresar lo consignado en el presupuesto. Y podemos llamarle como queramos, pero esto es un robo a los vecinos en toda regla”.

La mala gestión de parques, jardines y espacios públicos obliga al alcalde a disparar este año las partidas hasta el punto de pasar de 10.000 a 30.000 euros

Enrique Oubiña - Portavoz de Somos Ribadumia

decoration

También hacen mención a una reducción anunciada por el alcalde en la factura eléctrica, “prometió un 70% menos para este año respecto a 2019 y de momento se queda en un 20%”. En la misma línea destacan que “la mala gestión de parques, jardines y espacios públicos obliga al alcalde a disparar este año las partidas hasta el punto de pasar de 10.000 a 30.000 euros. Además desaparece la partida para la compra estrella del gobierno el año pasado: la máquina de limpieza de equipos fitosanitarios”.

Del mismo modo, Somos Ribadumia señala que se ha bajado la ayuda a la cultura y se “congela” la de deporte y política social. Respecto a la Festa do Tinto alertan de su indefinición y de 50.000 euros reservados bloqueados para tal fin.

Compartir el artículo

stats