Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando alfonsín nJUAN GALIÑANES | Ganador del mejor anuncio | Ganador del mejor montaje

El mar, amuleto de Arousa en los Mestre Mateo

Juan Galiñanes triunfa con un anuncio sobre la pesca de bajura, y Fernando Alfonsín con el montaje de la multipremiada “Ons”

Fernando Alfonsín, en su estudio de postproducción, con la estatuilla y una imagen de “Ons”. | // CEDIDA

La gala de los Mestre Mateo celebrada el pasado fin de semana ha vuelto a encumbrar al cambadés Juan Galiñanes, tras ganar su novena estatuilla. Y también ha servido para relanzar la carrera de Fernando Alfonsín (Vilagarcía, 1974), que tras dos nominaciones por sendos montajes anteriores, a la tercera fue la vencida y se alzó con el galardón por su trabajo en “Ons”.

Tras la vorágine de las primeras horas, ha llegado para ambos el momento de saborear con más calma sus éxitos, que los sitúan entre lo mejor del audiovisual gallego durante el año de la pandemia.

Juan Galiñanes muestra con su hijo el “Mastre Mateo” logrado por su anuncio. | // MARÍA MESEGUER

La novena estatuilla

Juan Galiñanes llegó a la gala con dos nominaciones, en las categorías de mejor anuncio publicitario, y en la de montaje por “El desorden que dejas”, que compartía con otros dos compañeros. Finalmente, el jurado le concedió el Mestre Mateo en la modalidad de anuncio, en la que va camino de convertirse en un verdadero especialista, puesto que hace prácticamente una década que se sitúa todos los años en la terna de los finalistas. Además, ya ha ganado tres “mestres mateo” al mejor spot.

“En los anuncios, aplico la misma receta que en todos los trabajos, hacerlo lo mejor que sé”, sostiene Galiñanes. Los anuncios firmados por el cambadés son generalmente piezas inusualmente largas para el género, y son auténticas bombas emocionales en las que se desarrolla una historia. Así sucede también en “Desde o mar”, la pieza que le encargó la Consellería do Mar para demostrar en Bruselas que la pesca artesanal gallega poco tiene que ver con la industrial de otras regiones de Europa.

“‘Desde o mar’ me hacía especial ilusión porque era un trabajo echo en Cambados, con familiares, amigos y vecinos”, manifestó el productor, guionista y realizador arousano. “El mar es lo que le dio de comer a mi familia, y lo que me dio de comer a mí. Aunque no soy pescador, hay mucho salitre en mis venas”, confiesa el cambadés. Una pasión que trasladó a su audiovisual, y que además de abrir los ojos de los comisarios europeos, pretendía ser un tributo a la gente del mar y al mar mismo, al que hay que proteger de la contaminación y la sobreexplotación, “y eso es algo que no compete solo a los pescadores, sino a toda la sociedad”.

“Ons”, la gran triunfadora

“Ons” fue la gran triunfadora en la fiesta del audiovisual gallego, al alzarse con nueve estatuillas, entre ellas la de mejor película. Y el montador de “Ons” fue el vilagarciano Fernando Alfonsín, que junto a su convecino Alfonso Merino dirige actualmente la empresa Alfonsín Digital Lab, un estudio ubicado en Bertamiráns, el único de Galicia que posee el certificado Dolby Vision (solo hay siete en España), y que ha trabajado con grandes éxitos audiovisuales, como “Hierro”, “Tres Caminos” o “Auga Seca”.

Del montaje de “Ons”, Fernando Alfonsín explica que su principal dificultad consistió en lograr el equilibrio entre el montaje y el ritmo implícito de la cinta, rodada en gran medida con planos secuencia. Se trata, al fin, de transmitir la esencia del pensamiento del director mediante la combinación del material rodado.

Fernando Alfonsín cuenta de “Ons” que “habla de personas aisladas, pero no solo por el espacio físico” de una isla de difícil acceso que se queda sin luz por las noches. “Van a la isla para curarse mentalmente, en busca de tranquilidad, pero allí se encontrarán con un serie de sucesos inesperados”, cuenta el vilagarciano sin querer entrar en más detalles para no destrozar la experiencia de quienes todavía no hayan acudido a ver la película. “Transmite en gran medida una sensación de claustrofobia, pero al final existe una liberación”.

Efectos de la pandemia

La pandemia está haciendo estragos en parte del sector audiovisual, como sucede con muchas otras ramas del arte. La propia gala de los Mestre Mateo quiso ser un grito de reafirmación del sector de la cultura, del que ahora mismo malviven muchas personas.

Por eso se celebró de forma presencial, aunque la mayoría de los nominados tuvieron que pasar los nervios solos, al no poder llevar acompañantes. No fue el caso de Juan Galiñanes, que pudo darse el gustazo de recoger su Mestre Mateo en compañía de Teo, su hijo menor, ya que el niño participó en el comienzo de la gala.

Sobre la pandemia de COVID, Fernando Alfonsín dejó claro que ha dejado en los huesos a buena parte de la industria. Sin embargo, manifestó que también hay una cara B positiva, ligada al aumento exponencial del consumo de la televisión de pago.

“El cierre de las salas está haciendo daño, es un bache muy gordo. Pero nosotros (la empresa que su socio y él tienen cerca de Santiago) estamos teniendo mucho trabajo porque el consumo en las plataformas ha subido mucho”.

La pandemia debilitó unos productos; potenció otros... Pero la cultura y el arte no se detienen. Y los profesionales de Arousa siguen en primera línea.

“El mar es lo que le dio de comer a mi familia y lo que me dio de comer a mí. Aunque no soy pescador, hay mucho salitre en mis venas”

“El cierre de las salas de cine está haciendo daño, es un bache muy gordo. Pero nosotros tenemos mucho trabajo por las series de las plataformas”

Compartir el artículo

stats