Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El empleo registra un tímido crecimiento en O Salnés durante el mes de enero

Los sindicatos insisten en que los contratos son precarios y que, con respecto al pasado año, hay 1.000 parados más | Vilagarcía y Ribadumia lideran la creación de trabajo

El sector servicios ha perdido más de 600 puestos de trabajo en un año. |   // NOÉ PARGA

El sector servicios ha perdido más de 600 puestos de trabajo en un año. | // NOÉ PARGA

En plena etapa de restricciones y con la pandemia y sus efectos sobre la economía desbocados, el empleo parece que deja ciertos brotes verdes que aportan cierto punto de esperanza. La comarca de O Salnés consiguió invertir la tendencia de destrucción de empleo y, durante el mes de enero, 182 personas consiguieron un contrato laboral, reduciendo las cifras de desempleo, con respecto al mes anterior, en un 1,95%, un porcentaje similar al de la media autonómica.

Sin embargo, este dato positivo se cae si se toman como referencia los datos del mismo período del año anterior. Era enero de 2020 y, con la pandemia siendo un simple rumor de noticias que llegaban desde la lejana Asia, había un millar de parados menos, un dato en el que inciden los sindicatos para alertar de que la situación actual no debe dar pie a mucha esperanza, viendo sobre todo, como pueden afectar los posibles confinamientos que se realizan.

En la creación de empleo, porcentualmente, destacan dos municipios, el de Ribadumia, donde 21 personas encontraron un puesto de trabajo, es decir, el 5,89% de los parados que había en el mes de enero; y Vilagarcía, en el que 155 personas dejaron de ser demandantes de empleo, un 4,21% de los 3.673 parados que había cuando se inició el mes. El descenso del paro no ha sido homogéneo, ya que no se ha registrado en todos los municipios de la comarca. Así, municipios como Cambados, A Illa, Meaño y Meis han visto incrementar el número de personas en situación de desempleo entre un 1,26% y un 3%. Porcentualmente, Meaño ha incrementado en un 3% su número de desempleados, pasando de 400 a 412. En cifras, la parte negativa se la lleva Cambados, que ha pasado de 1.110 parados a 1.124.

En la comarca del Ullán, la creación de empleo la ha liderado Valga, donde el desempleo se ha reducido en el 7,60%, mientras que en Catoira, el descenso fue de un 7,06%. En Pontecesures se mantienen el mismo número de parados que en el anterior mes de diciembre, por lo que no hay ningún tipo de variación.

Aunque desde la Xunta de Galicia destacan el hecho de que Galicia ha liderado la caída del paro en España, lo cierto es que desde los sindicatos no tienen tan clara esa afirmación, sobre todo, si se tienen en cuenta los datos interanuales. Xoán Xosé Bouzas, responsable de la CIG en O Salnés, no duda en afirmar que los datos “meten medo” si se miran a un año vista y si se tiene en cuenta que “la mayor parte de este empleo es precario e inestable.

Xoán Xosé Bouzas: "Los datos interanuales meten miedo, porque en un año se han perdido más de un millar de empleos"

decoration

Como ejemplo, Bouzas pone el sector servicios, donde la comarca ha perdido más de 600 puestos de trabajo con respecto a enero del pasado año, y “se trata de un sector clave para la economía de esta comarca”. Lo peor de estos datos, asegura Bouzas es que la destrucción de empleo no se va a quedar aquí, “no hay recuperación, esto es un espejismo porque se avecinan en un futuro muy próximo, a causa de los vaivenes económicos que están provocando las restricciones, un buen número de ERTE y ERE, cuando no de despidos, una vez las empresas superen el período en el que tengan que devolver el dinero de la administración”. Bouzas reconoce que “lo estamos viendo a diario con los expedientes que, en un primer momento fueron de fuerza mayor; después de causa mayor; ahora estamos en los últimos coletazos de los económicos, ya que todo el mundo está haciendo las cuentes de 2020; y en breve comenzarán aquellos de las empresas que no ven un período de actividad en su futuro”.

Amigos de Galicia logra la inserción de 89 personas


La Fundación Amigos de Galicia, dentro de su labor social, incluye la inserción laboral, un objetivo que consiguió con 89 personas en riesgo de exclusión, durante el pasado mes de enero. En total, la asociación realizó 240 atenciones de orientación laboral solo en la provincia de Pontevedra, consiguiendo 35 inserciones en el mercado. Desde la Fundación reconocen que “el comportamiento del mercado laboral en el mes de enero se ha caracterizado por traernos una variedad de demanda de empleo, ha sido un comportamiento ligeramente más dinámico que el mes anterior, cortoplacista en cuanto a la apertura y cierre de las ofertas laborales”, explican. Los sectores en los que se ha notado un repunte en la contratación han sido los supermercados, el sector de la logística y el transporte, así como el sector de la alimentación, en concreto, el relacionado con las empresas conserveras. En cuanto a los sectores más estancados, señalan desde la Fundación Amigos de Galicia, destaca el de la hostelería y cualquier otro dependiente de eventos públicos y atención al público directa. En lo que respecta a los usuarios, en su mayoría responden a un perfil juvenil aunque la mayor parte llegan al servicio de orientación laboral con un exceso de ansiedad por las dificultades que se encuentren y su complicada situación económica.

UPTA alerta de la desaparición de miles de autónomos en tan solo un año


La tercera ola del COVID se está convirtiendo en un verdadero infierno para los autónomos, especialmente para aquellos que dependen de sectores como la hostelería y el comercio. Así lo reconoce la asociación UPTA, que asegura que muchos de estos autónomos están viendo como agoniza su negocio. Desde la entidad que preside el vilagarciano Eduardo Abad apuntan que “el cese de actividad, cuya nueva prórroga ha sido aprobada recientemente, ha sido el principal apoyo de la afiliación al sistema, pero no ha sido suficiente durante el mes de enero para contener el desplome que ha sufrido la afiliación al RETA en el primer mes de 2021”. Es por ello que insisten en la “necesidad urgente de añadir nuevos planes de rescate en los sectores más castigados”. Solo en Galicia, se contabilizaron en el mes de diciembre un total de 207.856 afiliados, pasando a 207.020 en el pasado mes de enero, lo que supone un descenso en la afiliación de 836 autónomos menos. Esa cifra se multiplica de forma exponencial en toda España, con la desaparición de miles de autónomos y sus negocios con respecto al pasado año. Abad no duda en exigir “una mesa de negociación urgente y al máximo nivel para acordar las medidas necesarias para la recuperación del mayor número de actividades económicas”. En ese sentido, Upta ya ha contactado con los ministerios de Industria, Hacienda y Asuntos Económicos para la activación de medidas.

Compartir el artículo

stats