Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia también aumenta la basura en el monte y los atropellos de animales

Los jabalíes y el turismo que protagonizaron uno de los últimos accidentes en la red viaria arousana.

Los jabalíes y el turismo que protagonizaron uno de los últimos accidentes en la red viaria arousana. Protección Civil Rianxo

Los confinamientos perimetrales y la limitación de la movilidad parecen estar detrás de dos aspectos que empieza a preocupar, y mucho, en la comarca, como son el aumento de los vertidos incontrolados en los montes y una mayor cantidad de atropellos de animales.

Empezando por esto último, se han registrado importantes accidentes tanto en O Salnés y el Ullán como en Arousa Norte (Barbanza). Y tanto en carreteras secundarias como comarcales, nacionales y de alta capacidad.

En las autovías

Las autovías de O Salnés y Barbanza, al igual que la vía rápida de Sanxenxo, son buen ejemplo de ello, como los son la carretera que une Pontecesures con Vilagarcía y la que avanza desde Catoira hacia Caldas, donde al atropello de jabalíes y zorros se sumó incluso el de un caballo, hace unos años.

Los jabalíes siguen provocando el mayor número de accidente cuando se cruzan en la calzada, a veces de forma individual y otras, en manada.

Hace unos días, sin ir más lejos, una familia de estos animales provocó un aparatoso suceso en la Autovía de Barbanza, en el tramo comprendido entre el nudo de enlace de Catoira y Rianxo.

Un caballo atropellado en la carretera de Carracedo, a la altura de San Cibrán (Catoira). Protección Civil Catoira

Un Porsche

En este caso fue un turismo de la marca Porsche el que, en la madrugada del sábado, impactó brutalmente contra tres ejemplares, acabando con su vida y sufriendo importantes daños materiales.

“Pero no fue, ni mucho menos, el único accidente protagonizado por jabalíes en las últimas semanas”, explican en la agrupación de voluntarios de Protección Civil de Rianxo.

Estos días repítense accidentes e atropelos con animáis salvaxes en estradas do Concello entre elas a AG-11. Moita precaución nas estradas.

Posted by Protección Civil Rianxo Perfil Oficial on Sunday, January 31, 2021

Tanto en esta entidad como en otras similares de O Salnés y Barbanza coinciden con cazadores y conductores implicados al decir que este tipo de sucesos pueden deberse a una “relajación” o “exceso de confianza” de los propios animales.

Menos tráfico

La explicación es que desde que comenzó la pandemia, se decretaron confinamientos y se introdujeron medidas que limitan o condicionan la movilidad por carretera. Se ha reducido de forma notable la presencia de vehículos, y esto hace que los jabalíes, zorros y otros animales se confíen y bajen la guardia cuando tratan de cruzar.

Esas mismas limitaciones de movilidad podrían estar detrás del aumento de vertidos en los montes arousanos.

Ya sea por comodidad, o porque se confían al ver disminuye la presencia de otras personas en los montes, los desaprensivos que cometen este tipo de atentados ecológicos actuaron recientemente en localidades como Meaño y O Grove, tal y como se informó en los últimos días.

El vertedero de neumáticos localizado en O Grove. FdV

El caso de Pontecesures

Pero estos focos contaminantes se localizan también en San Miguel de Deiro (Vilanova), Catoira, Vilagarcía y en prácticamente todas las localidades de O Salnés y Ullán, sin excepción.

Los últimos en denunciarlo han sido los vecinos de Pontecesures, tras detectar la acumulación de neumáticos y cristales en el Monte Galiñeiro.

Vertidos en Pontecesures. FdV

Condena unánime

La condena de los ciudadanos tras detectarse el vertedero de Pontecesures ha sido unánime a través de las redes sociales, como sucedía unos días antes en la localidad meca.

Los pontecesureños piden a los responsables que cesen de una vez por todas esta práctica y les recuerdan que hay contenedores, gestores autorizados, puntos limpios y otros lugares y servicios en los que deshacerse de este tipo de restos, en lugar de tirarlos en espacios naturales.

Como sucedió en O Grove, en Pontecesures fueron muchos los que defendieron la colaboración ciudadana como fórmula para dar con los autores de estos atentados ecológicos, a quienes califican de “guarros”.

Vertidos en San Miguel de Deiro (Vilanova). Iñaki Abella

Los comuneros detectan múltiples focos de contaminación

Las comunidades de montes de la comarca confirman la existencia de múltiples focos de contaminación, tanto en sus terrenos como en el espacio público o privado.

No hace mucho se hacía eco de ello la de San Miguel de Deiro (Vilanova), donde denunciaban la existencia de un vertedero incontrolado en la zona de O Castelete.

En este caso se detectan multitud de objetos plásticos, cristales y un largo etcétera de residuos.

El vertedero de Dena (Meaño). T.H.

Algunos vertederos resisten durante meses tras ser denunciados

La amenaza que pesa sobre los montes arousanos no solo se debe a la existencia de vertederos incontrolados, sino también a la tardanza en eliminarlos.

Baste como ejemplo lo sucedido en Meaño, pues como se denunciaba hace días, el vertedero detectado en el monte Penaguda seguía en el mismo lugar dos meses después de haber sido detectado y denunciado por los vecinos de Dena.

Compartir el artículo

stats