Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La actividad de los puestos ambulantes en Vilagarcía baja a mínimos históricos

El mercado de ayer reflejó a las claras el descenso de actividad comercial registrado en las últimas semanas. | // I. ABELLA

La actividad de los vendedores ambulantes en el mercado de Vilagarcía ha bajado a mínimos históricos a consecuencia de la pandemia. En la mañana de ayer, solo se instalaron un 20% de los puestos habituales confirmándose así una tendencia a la baja en cuanto a actividad que se ha visto agudizada a consecuencia del aumento en las restricciones de movilidad.

Desde el punto de vista de los propios autónomos, se destacan varios aspectos que influyen en su escasa asistencia al mercado vilagarciano. El primero de ellos es el referente a un claro descenso de la asistencia de compradores debido a no poder salir del término municipal. Según uno de los vendedores consultados, “a muchos de nosotros no nos compensa montar en Vilagarcía. Vendedores que venían de otros concellos ya no vienen viendo la situación”.

Además, el pago por el puesto en la localidad se ejecuta por día de ocupación, al contrario que en otros ayuntamientos en los que se abona una cuota trimestral por reserva del espacio. Esto hace que muchos vendedores seleccionen sus presencias ante el alarmante descenso de las recaudaciones por ventas. Desde Ravella reconocieron que el mercado de venta ambulante llegó a contar con hasta 230 puestos, una cifra que ayer mismo se redujo a solo 30 puntos operativos. Unos datos que evidencian el descenso de actividad.

Entre las cuestiones que también pueden haber influido en este sentido es, por ejemplo, el brote de COVID que se detectó en Cornazo, donde residen varios de los ambulantes habituales en Vilagarcía, así como el recelo de muchos compradores a asistir a lugares donde puede haber mayor riesgo por contacto social. Tampoco hay que pasar por alto las previsiones de mal tiempo que a su vez condicionan la actividad al aire libre.

Alba Briones, concejala de Promoción Económica, subraya el apoyo del Concello al sector de los vendedores del mercado, “ya no se le cobró nada por ocupación durante los tres meses de confinamiento, ni a los ambulantes ni a los de la plaza de abastos. Sabemos de las dificultades y ayudaremos en lo que podamos”.

Reestructuración en Cambados

El mercado de Cambados, otro de los de mayor actividad de la comarca, sufrirá una transformación en próximas fechas. La intención del concejal Xurxo Charlín pasa por eliminar a aquellos autónomos que acumulen deuda por la actividad económica allí, para poder dar cabida a las nuevas solicitudes. Apuntó el edil que “la idea pasa por llevar el mercado al centro de Cambados y evitar los pagos por usar terreno portuario. Esta medida parece que gusta entre los vendedores porque nos están llegando nuevas solicitudes y queremos encontrarles el espacio que ahora no tienen”. Cabe señalar que en la villa del albariño los pagos por ocupación en el mercado se realizan de manera trimestral y actualmente rondan los 180 puestos por día de actividad.

Compartir el artículo

stats