Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A la solidaridad hay que echarle bigotes

Los vilagarcianos Miguel Rodríguez y Francisco Diéguez promueven un particular Movember para concienciar sobre la investigación del cáncer de próstata y testículos

Miguel Rodríguez y Francisco Diéguez recuerdan que la campaña arranca el 1 de noviembre.  | // I. ABELLA

Miguel Rodríguez y Francisco Diéguez recuerdan que la campaña arranca el 1 de noviembre. | // I. ABELLA

Con una base innegociable de solidaridad es imposible llevar a cabo iniciativas como la que compartan Miguel Rodríguez y Francisco Javier Diéguez, dos vilagarcianos que han entendido que en la movilización social está la verdadera fuerza para pelear con garantías por una causa.

Precisamente la investigación del cáncer de próstata y de testículos no es una cosa menor. Esa es la razón de ser del movimiento Movember a nivel mundial y que ha encontrado un altavoz en Vilagarcía a través del compromiso de ambos vecinos. Concienciar y sensibilizar al mayor número de personas para que participen en una campaña de donaciones que se aleja de cualquier tipo de convencionalidad es la única finalidad.

Miguel Rodríguez, peluquero de profesión bajo el sobrenombre de “Mike Barber”, ya organizó una fiesta Movember hace dos años. Aquello fue un éxito de convocatoria, pero la nueva normalidad ha obligado a tirar de ingenio de tal manera que ni siquiera es necesario dejarse crecer el mostacho para poder participar. Lo único que hace falta es empeño y voluntad.

El farmacéutico Francisco Javier Diéguez ha sido el otro punto de apoyo de la idea. Habitual en sus redes sociales a la hora de promover consejos relacionados con la salud, reconoce que “el tratar diariamente con personas con distintas patologías o dolencias te lleva a ser consciente de las dificultades que existen debido a lo mucho que todavía hay que avanzar. Para ello la investigación es la clave y si podemos aportar nuestro granito de arena a ello, solo con eso nos sentiremos mejor”.

Con el objetivo de facilitar la participación del mayor número de personas, la campaña tendrá dos conceptos diferentes. Por un lado, habrá huchas disponibles en los establecimientos colaboradores en los que, además del donativo, habrá que dejar una pequeña tarjeta cubierta para poder participar en diferentes sorteos de regalos. La otra manera de participar es a través de las redes sociales, concretamente de Instagram. Para ello se tiene que mandar una foto con un bigote, ya sea natural, postizo o de cartón, y hacérsela llegar a @fjdieguez o a @mikebarbershop. Todas esas fotos tendrán que ir etiquetadas con el hastag #vgamovember20 y se sorteará entre todas ellas los ganadores de diferentes regalos.

Tanto Francisco Diéguez como Miguel Rodríguez hacen hincapié en la extraordinaria receptividad a la campaña que están encontrando en todos aquellos establecimientos a los que han solicitado colaboración. “Desde el minuto cero nos hemos encontrado con las ganas de ayudar de mucha gente. Eso ya tiene muchísimo mérito y nos anima a seguir adelante aún más y esperamos que la campaña sea un éxito de recaudación”.

Establecimientos de hostelería como El Trastero, La Atlántica, Diurno; de moda como Cloé, Calzados Yosu, Madison o incluso el diseñador Franco Quintáns, han aportado para que los premios sean lo más atractivos posibles entre los que quieran ver más estimulada su solidaridad. Precisamente una virtud que puede sobrevivir a los efectos del covid al poseer una vacuna llamada buena voluntad.

Y ni siquiera el bigote va a ser un impedimento para participar en este peculiar Movember. Para ello se podrá tirar de originalidad con cualquier tipo de elemento que haga referencia al mismo, así no habrá excusa para que participen mujeres, niños y todo aquel que quiera aportar a una buena causa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats