Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Salnés mantiene la actividad quirúrgica programada, suspendida en Pontevedra

El aplazamiento de las intervenciones no urgentes anunciada por la Xerencia del área sanitaria no afecta al hospital de Vilagarcía, donde solo hay tres ingresados con Covid

En el Hospital do Salnés la presión asistencial por Covid no está siendo elevada. |   // IÑAKI ABELLA

En el Hospital do Salnés la presión asistencial por Covid no está siendo elevada. | // IÑAKI ABELLA

La suspensión de las operaciones no urgentes ordenada por la Xerencia del área sanitaria con motivo de la presión asistencial del Covid en el Complejo Hospitalario de Pontevedra no afecta por el momento al Hospital do Salnés, que según fuentes oficiales del Sergas mantiene sin cambios toda su programación de intervenciones quirúrgicas. Y es que en el centro hospitalario de Vilagarcía actualmente están ingresados tres enfermos con coronavirus, frente a los 48 del CHOP (39 en planta y 9 en la unidad de cuidados críticos), además de los tres del QuirónSalud.

En la ciudad del Lérez el número de ciudadanos hospitalizados por Covid se duplicó en apenas una semana, “con la consiguiente necesidad de camas para atender a pacientes con esta patología”, explican desde la Xerencia. De hecho ha habido varios brotes dentro de las propias instalaciones sanitarias pontevedresas.

“Dadas las circunstancias, el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés tomó la decisión organizativa provisional de posponer intervenciones quirúrgicas no urgentes con el compromiso de retomar la citada programación asistencial en el momento que epidemiológicamente sea posible y la presión asistencial se normalice”, avanzan portavoces oficiales de la Xerencia. Con respecto a qué operaciones se consideran “no urgentes” no ha habido una explicación al respecto por parte de la administración.

Desde la junta de personal de O Salnés comentaban ayer que efectivamente en el hospital ubicado en Rubiáns estaba programada toda la actividad quirúrgica para la jornada de hoy.

Con respecto a sus reclamaciones, por el momento los delegados sindicales no tienen noticias de la Xerencia. Y tampoco las esperan. De ahí que hayan denunciado ante Inspección de Trabajo la negativa por parte del equipo directivo de proporcionar mascarillas FFP2 a todos los trabajadores que atienden a pacientes. A la junta de personal esta negativa le parece “una discriminación”, ya que en Urgencias del CHOP el uso de este tipo de mascarilla es obligatoria para el personal. Los representantes de los trabajadores reclaman protección para la plantilla antes de que surja algún brote y solicitan la dimisión del gerente y todo su equipo directivo debido a la gestión que están llevando a cabo de la pandemia de coronavirus.

La junta de personal solicita un supervisor de presencia física las 24 horas y recuerda que nada se sabe de las listas de espera, que deberían haberse publicado el pasado mes de julio.

Compartir el artículo

stats