Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los “rañeiros”, resignados ante una caída de capturas alarmante del libre marisqueo

El balance de la primera semana de actividad demuestra la paupérrima productividad de las zonas comunes | Recogen 6 toneladas donde tendrían que haber obtenido más de 20

Participantes en la campaña de libre marisqueo, en Os Lombos do Ulla, la semana pasada. | // NOÉ PARGA

La campaña de libre marisqueo comenzó en Arousa con los pésimos resultados que el sector temía. El balance de la primera semana de actividad arroja unas capturas preocupantes. Tan bajas que recuerdan incluso los años de mayor crisis productiva, cuando el parásito de la Marteilia había esquilmado un banco tan importante como Os Lombos do Ulla.

Ahora la situación es igual de inquietante, tanto en ese lugar como en O Bohído, Cabío y demás zonas comunes de la ría arousana. La mejor prueba es que en los cinco primeros días de actividad apenas se extrajeron 6 toneladas de bivalvo, frente a las 20 toneladas que se habían obtenido en el mismo periodo de 2019, las 19 toneladas de 2018, las 38 toneladas del arranque de campaña en 2017. El resultado del inicio de la actual temporada incluso está lejos de las 25 toneladas de 2016 y las 19 toneladas de la primera semana de libre marisqueo en 2015.

Esa escasez de producto, junto a los bajos precios que marcan los bivalvos en esta época y el miedo a que se trunquen definitivamente las ventas a causa de la pandemia -debido a sus efectos en el canal Horeca-, marcan este inicio de actividad y desesperan al sector del marisqueo a flote. Tanto que esta semana ya ni siquiera saldrá a faenar el viernes, dejando en cuatro las jornadas laborales semanales.

Solo 525 barcos, ayer

Y es así, con resignación -casi desesperación-, como los rañeiros dejan poco a poco de acudir a las zonas comunes, para las que ayer solo se despacharon 525 barcos, cuando antiguamente esta cifra se superaba cada mañana en una sola zona, la de Os Lombos do Ulla.

Pero ayer eran solo 109 las naves preparadas para trabajar en el río, mientras que 280 se disponían a hacerlo en O Bohído, 42 en Cabío y 94 en las demás zonas comunes de la ría.

Son cifras que, con seguridad, se irán reduciendo en las próximas jornadas, sobre todo si el nivel de capturas es tan flojo como lo fue la semana pasada.

El balance de la misma es provisional, ya que no todas las cofradías aportaron los datos correspondientes a las capturas diaria.

Pero esa provisionalidad no oculta el desastre en que se ha convertido el libre marisqueo, como demuestra el hecho de que solo se extrajeran 569 kilos de relojito, 1.260 de almeja rubia, 2.631 de babosa, 1.267 de japónica, 205 de fina y seis kilos de berberecho.

Con O Bohído al frente

La semana pasada –la primera de la actual campaña de libre marisqueo– los “rañeiros” obtuvieron las mayores cantidades (2.453 kilos) en el banco de O Bohído, situado a caballo entre la costa de A Illa, Vilanova y Cambados. En este caso extrajeron 2.038 kilos de babosa, 110 de fina, 96 de japónica, 37 de rubia y 172 de relojito.

El hundimiento de Os Lombos

El banco marisquero de Os Lombos do Ulla sigue en caída libre, generando apenas 1.342 kilogramos de unos bivalvos entre los que había menos de cinco kilos correspondientes al que históricamente fue su producto estrella, el berberecho. Se le sumaron durante la pasada semana 79 kilos de almeja fina, 1.164 de japónica, 91 de babosa y 4 kilos de rubia, siempre según los datos provisionales aportados por las diferentes cofradías a la Consellería do Mar.

Cabío: otro arranque pésimo

En Cabío, el arranque del libre marisqueo gestionado por la asociación Rañeiros da Ría fue igual de pésimo que en años anteriores. En este caso con la extracción de 1.263 kilogramos, de los cuales 334 fueron de relojito, 436 de almeja rubia, 473 de babosa, 5,5 de japónica, 13 de fina y 1,5, de berberecho. Por último, en las otras zonas de libre marisqueo esparcidas por la ría, el balance de la primera semana es de 880 kilos, entre ellos 783 de rubia, 63 de relojito, 29 de babosa, dos de japónica y tres de fina.

Compartir el artículo

stats