Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un trance que parece vivir su último episodio

Esta última sentencia, a la espera de los posibles recursos, supone prácticamente el desenlace a un tortuoso camino judicial que arrancó con una sentencia que demostró la relación laboral entre club y exutillero.

La falta de acuerdo entre las partes hizo que todo deviniese en unas consecuencias económicas que ya han costado mas de 200.000 euros al Arosa.

Posteriormente también se reconoció la incapacidad permanente a consecuencia de la caída por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Incluso hubo un recargo al que también tuvo que hacer frente la entidad arlequinada. También hubo una demanda por lo penal a Manuel Abalo en la que se exponía a tres años de prisión, una pesadilla que quedó resuelta tras un acuerdo que le eximió de esta amenaza tras el pago de 1.625 euros de multa.

Tras esta última sentencia, y a la espera de que prosperen los recursos en caso de ser presentados, el litigio va camino de solucionarse de manera definitiva. Un accidente que ha sumido al club en una asfixia económica y una angustia vital de su presidente. Todo ello sin ir en menoscabo de las graves lesiones sufridas por José Manuel García Bello, que accedió a la cubierta a bordo de una grúa del Concello de Vilagarcía y pilotada por un operario municipal.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats