Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Clamor en el sector mar-industria contra las denuncias por acumulación de concha

Depuradores, mariscadores y patrones mayores desautorizan al concejal cambadés José Ramón Abal, quien alertó de un supuesto vertido de restos de mejillón en Tragove

La zona en la que se produjo el supuesto vertido de concha, según la denuncia de Abal. // Noé Parga

Depuradores, mariscadores y patrones mayores responden con contundencia al concejal cambadés José Ramón Abal, que hace unos días denunciaba un supuesto vertido de concha de mejillón en el puerto de Tragove (Cambados). El sector mar-industia niega la mayor, ya que sostiene que esa acumulación, en caso de existir y poder considerarse excesiva, "no constituye amenaza alguna" para la producción marisquera y pesquera de la zona, en contra de lo argumentado por el edil.

Algunos, teniendo en cuenta que "es un firme defensor del sector del vino", incluso le recomiendan "que se preocupe más por la aplicación de tratamientos fitosanitarios en los viñedos, ya que esto sí supone un elemento contaminante que acaba filtrándose en el terreno y es depositado en los ríos y arrastrado al mar".

Cuestionan las formas

En el sector consideran que el edil "deja mucho que desear en cuanto a las formas empleadas, pues no parece prudente ni serio que realice tales acusaciones públicas" e incluso denunciara el supuesto vertido ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

Como tampoco creen que sea el momento idóneo, pues sus palabras "son una salida de tono cuando todos estamos peleando unidos para frenar los intentos del estado por cambiar la legislación y limitar los períodos de concesión de cocederos, conserveras y depuradoras".

Agade

Desde la Asociación Gallega de Depuradores de Moluscos (Agade) salen en defensa de la empresa señala por Abal y le contestan asegurando que "no existe afectación alguna sobre el medio marino", por eso dicen asistir "con estupefacción" a esta "maniobra" del concejal cambadés.

En la patronal recalcan que la manipulación de productos y concha que realizan sus empresas depuradoras "está estrictamente controlada por diversos organismos y un exhaustivo plan de trazabilidad". A lo que añaden que "la concha también se comercializa e incluso se emplea como abono, tanto en el medio terrestre como en el marino, para regenerar substratos degradados".

Los depuradores aprovechan para recordar que llevan mucho tiempo "apostando decididamente por las energías limpias y renovables, además de aplicar medidas de protección del medio marino, porque somos conscientes de que de su buen estado depende el futuro de nuestras industrias".

En Agade incluso ponen como ejemplo el trabajo realizado durante años por la cofradía de pescadores de Rianxo, en lo que a utilización de la concha como elemento natural de regeneración de bancos marisqueros se refiere.

El ejemplo rianxeiro

El patrón mayor de este pósito arousano, Miguel Iglesias, relataba ayer que "desde hace mucho tiempo estuvimos empleando concha de berberecho, al igual que queremos usar la de ostra, pero cada vez son más complicados y costosos los trámites y analíticas que exigen las Administraciones públicas".

El presidente de este cabildo aclara que "la idea es regenerar zonas improductivas usando la concha como abono, y eso lo que estuvimos haciendo con el berberecho, como se hizo siempre, hasta que empezaron a ponernos trabas".

Respecto a la concha de mejillón, el rianxeiro aclara que "no es contaminante", y pone como ejemplo que "hay zonas pegadas a piedras donde muere el mejillón y se acumula en el lecho marino; es cierto que produce más fango, pero eso no quiere decir que sea contaminante, y de hecho se siguen reproduciendo y desarrollando otros productos".

Termina diciendo que "la concha de mejillón no es contaminante, y si a alguien le molesta puede eliminarse fácilmente; son peores otros muchos vertidos que no se denuncian".

Compartir el artículo

stats