Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En Cobas bailaron pegados, pero sin olvidar las distancias

En la verbena se permitía formar pareja de baile a quienes vivieran en el mismo domicilio

La verbena celebrada en Cobas.

La verbena celebrada en Cobas. // T.H.

La parroquia meañesa de Cobas se atrevió con la primera -y puede que última- verbena de O Salnés en la nueva normalidad, con mascarillas obligadas para el público en el recinto, gel hidroalcohólico para desinfección de manos a la entrada y salida por los pasillos habilitados para tal fin y, dentro del recinto, distanciamiento físico, permitiéndose tan solo baile de pareja para personas que convivían en un mismo domicilio.

Fueron las fiestas patronales de Santa Cristina y San Roque, esta última amenizada por el trío "Azabache" y el dúo "Explosión". Condicionada por la nueva normalidad, la comisión se decidió por un formato reducido, evitando las grandes orquestas y optando por dúos y tríos para amenizar las verbenas, máxime cuando el aforo tope fijado por el protocolo era de 240 personas, acceso que estuvo controlado durante ambas noches por Protección Civil de Ribadumia.

Compartir el artículo

stats