Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Vilablues se despide de Vilagarcía con críticas al gobierno local

Su director, Gumersindo Meijón, se refiere a un "agravio comparativo" frente a otros eventos

El director del Vilablues, Gumersindo Meijón, ha querido despedirse de Vilagarcía tras no alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento para la continuidad del evento en la localidad después de cuatro años.

Lamenta que "el Concello de Vilagarcía nos exigía la celebración, única y exclusivamente, de un evento gratuito y sin control de accesos. Cuestión esta, por cierto, que incumple la normativa", expone.

El propósito del Vilablues era privatizar el evento con conciertos todos ellos de pago, "no sin antes preguntarnos... ¿Por qué festivales como Revenidas o Atlantic Fest pueden hacer eventos de este tipo y nosotros no? ¿Por qué ese agravio comparativo?", apuntando además que tras no alcanzar un acuerdo con Ravella "tuvimos que leer dos días después que el Concello traía el Atlantic Fest".

Añade su queja por no haber contado con ayudas de la misma cuantía que el resto de festivales e incluso no haber podido reunirse en los cuatro años con el colectivo de hosteleros. "El Concello debería invertir en el Vilablues una cifra similar a la que invierte en los otros festivales: Clasclás, Atlantic, Revenidas. Incluso el Curtas cuenta con una dotación notablemente mayor que la nuestra. Pero no fuimos capaces de sacar al grupo de gobierno de su exigencia de absoluta gratuidad. Algo inexplicable toda vez que otros programas íntegramente municipales como Achégate ao Salón o el propio Clasclás cuentan con actuaciones de pago".

Entre los méritos del Vilablues, Meijón destacó que "la mayor parte de las infraestructuras y de los servicios se alquilaron también en Vilagarcía e incluso donamos 3.000 euros al Concello para que las personas mas desfavorecidas pudieran disfrutar de un evento como el concierto de Bonnie Tyler. Porque creemos que la cultura debe ser accesible pero nunca gratuita. E incluso dejamos un legado administrativo: el contrato de patrocinio".

Además de asegurar la continuidad del Vilablues, Meijón quiso agradecer en la despedida la ayuda de "músicos de Vilagarcía, funcionarios municipales y de Álvaro Carou, que fue quien realmente apostó por el proyecto del festival".

Compartir el artículo

stats