Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fundación subasta un lote de coches intervenidos a narcos

Son media docena de vehículos tasados entre los 1.000 y los 16.000 euros - La entidad aspira a gestionar también inmuebles

Fernando Alonso, gerente de la FGCN. // Iñaki Abella

Fernando Alonso, gerente de la FGCN. // Iñaki Abella

La Fundación Galega contra o Narcotráfico (FGCN) subasta estos días cinco vehículos, cuya gestión le han encomendado diferentes juzgados, tras ser intervenidos en procesos por tráfico de drogas o blanqueo de dinero. Las pujas pueden realizarse a través de la página web de los procuradores españoles, y en algunos de los casos el plazo para presentar una oferta termina esta misma semana.

El automóvil de mayor precio que se subasta en esta ocasión es un Audi RS4 del año 2007, y de 118.000 kilómetros. Está tasado en algo más de 16.300 euros, pero se admiten ofertas a partir de los 8.300. Esta subasta todavía permanecerá activa durante dos semanas más. Los internautas pueden encontrar en la página web de los procuradores fotografías de cada bien, así como información sobre el estado y la situación administrativa de cada uno.

Las pujas que terminan esta semana son dos: por un lado, la de un Ford Focus de 2007 tasado en algo más de 1.600 euros, y por el que se puede optar con una oferta mínima de 825; y, por otro, de un Peugeot 308 de diez años valorado en algo más de 2.000 euros, y para el que se pide una puja mínima de 1.080.

Los otros dos vehículos cuya custodia le fue encomendada en su día a la Fundación Galega contra o Narcotráfico y que salen ahora a subasta son un Seat Ibiza de 2005 (la puja mínima es de 600 euros, y la tasación asciende a 1.200), y un BMW serie 7 de 2001, valorado en 1.700 euros. Se admiten ofertas a partir de 680 euros, y este procedimiento permanecerá activo hasta bien entrado el mes de marzo.

La Fundación Galega contra o Narcotráfico participa en un plan de conservación de los bienes muebles intervenidos a personas y organizaciones relacionados con el tráfico de drogas o el blanqueo de dinero. Gracias a la colaboración del Colegio de Procuradores de A Coruña y la Xunta de Galicia, la Fundación se hace cargo de la gestión, conservación y venta de los bienes que les asignan las diferentes oficinas judiciales.

A lo largo de los últimos años, este trabajo de la Fundación ha permitido por un lado liberar a los jueces, letrados y funcionarios judiciales del trabajo administrativo vinculado a la custodia y mantenimiento de los vehículos. Además, ha ofrecido unos mejores niveles de conservación de los automóviles, por lo que no llegan tan deteriorados a las subastas. En consecuencia, hay más postores y se alcanzan mejores precios. Hasta la fecha, la Fundación ha vendido coches y camiones por un montante total de 150.000 euros, siendo el más caro un Porsche Panamera que alcanzó los 35.000.

Inmuebles y asociaciones

El gerente de la Fundación, Fernando Alonso, está pendiente de dos gestiones con el nuevo Gobierno central. Una de ellas es para que les permita la entrega de determinados vehículos a asociaciones sin fines de lucro; y la segunda, es para que les autorice también a gestionar y vender bienes inmuebles.

Actualmente, los pisos, chalés o naves embargados a los capos se subastan fundamentalmente a través del Plan Nacional sobre Drogas, pero los procesos se eternizan. En muchas ocasiones, las subastas se convocan más de 10 años después de la operación polícial que desencadenó su intervención.

Compartir el artículo

stats