Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benita Martínez: "El suelo pélvico hay que trabajarlo como otras partes del cuerpo"

La matrona y sexóloga lucense remarcó en Catoira que "muchas mujeres se ven esa zona por primera vez ya con una cicatriz"

Benita Martínez disertó sobre todas las consecuencias de obviar la musculatura del periné. // N. Parga

Una de las cuestiones que ha adquirido mayor relevancia en el sexo femenino en los últimos tiempos es la relativa al suelo pélvico. El curso celebrado en Catoira por la Universidad de Vigo "Vida saludable de las mujeres a lo largo de su ciclo vital" se completó en el día de ayer con una ponencia a cargo de Benita Martínez, matrona en el Centro de Salud de Vilalba.

"El propio Leonardo da Vinci con su figura de 'El hombre de Vitruvio' ya dejó claro que el centro de la persona es el que guarda el equilibrio. En materia de suelo pélvico debemos ser muy responsables y apreciar lo importante que es su cuidado a través de su conocimiento", afirmó la ponente.

Reconoce Benita Martínez que durante muchos años fue un tema casi tabú por los estigmas culturales: "Muchas mujeres no sabían de la importancia de cuidar esa zona hasta que eran madres. Incluso a nivel de nacimientos, ahora se tienen más en cuenta las consecuencias de cortar la zona del periné porque una cicatriz puede derivar en problemas que van desde la pérdida de orina, dificultades para las relaciones sexuales o el control de esfínteres. Algunas mujeres la primera vez que se han visto el suelo pélvico fue con una cicatriz después de ser madres".

Considera la matrona lucense que es fundamental un trabajo de prevención y de asimilación de las rutinas de ejercicios durante toda la vida. "Hay que trabajar el suelo pélvico igual que se ejercitan otras partes del cuerpo. Es la base del equilibrio corporal. Hay que darle toda la importancia que tiene. Hace años, incluso en visitas a los ginecólogos, los problemas derivados de un suelo pélvico en mal estado se minimizaban o se achacaba a la maternidad, cuando ya existen maneras de prevenir y rehabilitar diversas patologías".

En la misma línea señala que a los problemas de este tipo no es ajeno el hombre, "aunque lógicamente se da en menos casos por una cuestión biológica, los hombres también tienen que tener cuidado. Los deportes de impacto, los trabajos de cargar peso... Son ejemplos de factores que pueden afectar a una relajación de la zona con problemas a todos los niveles".

Acerca de la tendencia creciente de una mayor sensibilización en estas patologías entre las mujeres, Benita Martínez apunta que "llevo más de treinta años como matrona, pero también soy sexóloga, y empecé a centrarme y a especializarme en suelo pélvico a partir de problemáticas en las relaciones sexuales de las pacientes. No considero que sea una moda ni una tendencia, simplemente considero y celebro que se le empiece a dar la importancia que tiene esta parte del cuerpo".

Del mismo modo, recomienda y exige una perseverancia en las rutinas de ejercicios, "hay que implicarse en cuidarnos a nosotras mismas. Hay muchos ejercicios que no son difíciles y que se pueden hacer durante toda la vida".

Compartir el artículo

stats