Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balance del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)

Las víctimas de violencia de género aumentan un 40% en Arousa y superan la media gallega

La comarca arrancó el año con 73 mujeres en esta situación, frente a 51 de 2018 - Son 12,5 por cada 10.000 vecinas arousanas (10,86 en Galicia) -Los juzgados deniegan más ordenes de protección de las que autorizan

Entre los asistentes al acto en Pontevedra hubo representación arousana como Fátima Abal, Carlos Iglesias o Javier Dios. // Rafa Vázquez

Entre los asistentes al acto en Pontevedra hubo representación arousana como Fátima Abal, Carlos Iglesias o Javier Dios. // Rafa Vázquez

La memoria estadística publicada ayer por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) evidencia un preocupante aumento de la violencia machista en Arousa. Y es que en el primer trimestre de este año los juzgados de Vilagarcía y Cambados tenían registradas a 73 mujeres como víctimas de malos tratos frente a las 51 del mismo periodo de 2018. Aunque para interpretar los datos hay que tener en cuenta el impacto en la actividad judicial de la huelga de funcionarios llevada a cabo el año pasado entre febrero y mayo, el incremento de víctimas fue de nada más y nada menos que del 43%. Y con respecto a las denuncias presentadas, la tendencia es la misma: 82 entre enero y marzo de 2019 y 58 un año antes, es decir, un 41% de diferencia.

Si bien sendos partidos judiciales han experimentado un repunte de la violencia de género, Cambados es el que arroja peores cifras, con 55 denuncias (32 en el primer trimestre de 2018), el doble que Vilagarcía, con 27 (26 el año pasado).

Con esta realidad, la tasa de violencia de género en Arousa es ligeramente superior a la del conjunto de Galicia, donde se contabilizan 10,86 víctimas por cada 10.000 mujeres. En el caso de la comarca de O Salnés, son 12,5, incluyendo el municipio de Catoira, que pertenece al partido judicial de Vilagarcía. Con todo, tanto la media arousana como la gallega se sitúan por debajo de la estatal, con 16,11.

Llama la atención, a diferencia de anteriores estadísticas, que la práctica totalidad de las denuncias en nuestra comarca se presentaron por iniciativa de las propias víctimas. En Vilagarcía fueron el 100% y en Cambados el 85,5%, pues ocho casos llegaron a los juzgados por un atestado policial.

También en la petición de órdenes de protección se aprecia una mayor proactividad por parte de las denunciantes, pues todas sin excepción fueron solicitadas por ellas. En los juzgados de O Cavadelo, de las trece órdenes incoadas, una se rechazó, cinco fueron adoptadas y siete denegadas. También en la sede judicial de la villa del Albariño fueron tumbadas más órdenes (3) de las que se aplicaron (3).

En cuanto a las medidas adoptadas con los agresores, en Vilagarcía se dictaron entre enero y marzo de este año cinco órdenes de alejamiento (con protección) y otras tantas de prohibición de comunicación con la víctima (también con orden de protección). En Cambados se establecieron siete medidas, aunque la mayoría sin órdenes de protección. Fueron quebrantadas siete en Vilagarcía y otras tantas en Cambados.

De los casos de violencia de género que ingresaron en los tribunales arousanos en el primer trimestre se sobreseyeron once, todos ellos por no resultar justificada la perpetración del delito. Cuatro fueron en Vilagarcía y siete en Cambados.

De las personas que fueron a juicio acusadas de cometer delitos de lesiones u otro tipo contra las mujeres, el 66,7% de ellos en Vilagarcía resultaron condenados (uno fue absuelto), mientras que en Cambados las sentencias condenatoria se dictaron en el 100% de los casos, según la documentación publicada ayer por el Consejo General del Poder Judicial.

Como ya se viera en anteriores memorias estadísticas, en Arousa la inmensa mayoría tanto de las víctimas como de los denunciados son de nacionalidad española. Con respecto a las demandantes, en los tres primeros meses del año solo hubo cinco extranjeras en la villa cambadesa y ninguna en la capital arousana. En cuanto a los condenados, son todos nacionales.

Los agresores son exparejas

Los datos que maneja el CGPJ también ponen de manifiesto que la inmensa mayoría de los arousanos denunciados por violencia de género son expareja de las víctimas. Así, en Vilagarcía se presentó denuncia contra dos cónyuges, cuatro excónyuges y siete exparejas afectivas. La tendencia en el municipio cambadés es prácticamente la misma: dos excónyuges, cuatro exparejas sentimentales y dos cónyuges.

Otro dato destacado que ofrece esta memoria judicial es que tres mujeres se acogieron a la dispensa para no declarar.

"Mil nomes contra o machismo". Con este lema la Diputación de Pontevedra organizó ayer por la mañana una concentración frente al edificio provincial en la que hubo representación arousana, como la alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, el regidor de A Illa, Carlos Iglesias, o la teniente de alcalde de O Grove, Ángeles Domínguez, además de diputados en funciones como el vilanovés Javier Dios.

Durante la movilización se desplegó un gran cartel en la fachada del edificio de la Diputación con los nombres del millar de mujeres asesinadas en España a manos de sus parejas o exparejas desde que existen registros, es decir, desde 2003.

La presidenta provincial, Carmela Silva, aseguró que "hoy no voy a hablar, hoy hablan estos nombres que están escuchando: los nombres de mil mujeres asesinadas por el simple hecho de ser mujeres. Para que no se silencien, para que no queden en el olvido, para que no parezca que esto es algo pasajero". La socialista viguesa añadió que "estos nombres están ahí y siempre, en la memoria, hablando alto y claro contra las violencias machistas".

En el acto participó la escritora Ledicia Costas, quien hizo hincapié "en el lamentable espectáculo de aquellos partidos políticos que niegan la existencia de la violencia machista para conseguir votos del modo más miserable; partidos que cuestionan los minutos de silencio por las mujeres asesinadas y se retiran de las pancartas institucionales que denuncian esta lacra". Costas reivindicó la necesidad "del apoyo completo de los gobiernos" y de una revolución feminista antes de terminar con la lectura de un poema creado ex profeso para la concentración.

Compartir el artículo

stats