ÚLTIMA HORA
Un muerto y varios heridos por apuñalamiento en Maastricht

Víctor Barrio le pidió a su mujer que no consintiera insultos en las redes sociales

Raquel Sanz, la viuda del torero, tiene la tarea de defender el honor de su marido, tal y como pactaron meses antes

17.07.2016 | 02:20
Víctor Barrio, el torero que murió el pasado día 9. // Efe

Raquel Sanz, la viuda de Víctor Barrio, el diestro fallecido en la arena de la plaza de toros de Teruel (Aragón) el pasado 9 de julio, desvela en una entrevista a la agencia Efe que el propio torero le pidió que si algún día sufría un percance y era objeto de insultos o vejaciones en las redes sociales defendiera su nombre ante la Justicia.

La viuda hace referencia a una conversación que mantuvo hace unos meses con su marido cuando se desataron en las redes sociales comentarios "vejatorios" e insultos contra los toreros que sufrían cornadas en los ruedos de las plazas.

Ante los comentarios suscitados entonces, el torero de Sepúlveda (Segovia) y su esposa decidieron que si llegaba la ocasión acudirían a los tribunales para defenderse de los insultos y las vejaciones.

"Yo le avisé; Víctor, a ti si algún día te pasa algo, cuando estés en el hospital yo iré al abogado para que vayan capturando "tuit a tuit", comentario a comentario, injuria a injuria para que se les ponga en su sitio", rememora la viuda.

"Y me dijo; claro, por supuesto; entonces es él, es su voz, quien me lo ha pedido", reconoce Raquel Sanz, quien ya ha puesto en manos de los abogados del despacho de Cremades y de la Fundación del Toro de Lidia algunos de los comentarios vejatorios contra el joven torero muerto.

Como el del maestro valenciano Vicente Belenguer, que difundió mensajes vejatorios contra Barrio.

A los autores de los comentarios ofensivos, la viuda les advierte: "No me hacen daño y si a ellos les hace felices tratar de hacer daño que sigan" pero "lo siento muchísimo: no cumplen su objetivo" manifiesta.

"La verdad es que son tan poquitos?mientras que los que nos dan ánimo y su cariño, y nos han mostrado sus condolencias se cuentan por miles", compara Sanz.

A su juicio, existe "cierto vacío legal en la regulación de las redes sociales pero "no puede permitirse todo sin pagar ningún precio", porque "ya hay unas sentencias en firme por delitos de este tipo, como enaltecimiento del terrorismo e incitación al odio".

Las palabras de Raquel Sanz son claras, "quiero que se haga justicia pero tampoco me quita el sueño", matiza, dando más importancia a las muestras de apoyo en un movimiento que ha calificado como "abrumador e impresionante" y que hace que se sienta "más orgullosa" de su marido, "de lo que ha conseguido en la vida y de lo que él se ganó".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine