Fallece Andrea, la niña gallega para la que sus padres pidieron una muerte digna

La menor murió cuatro días después de que los médicos accediesen a retirarle la alimentación artificial que la mantenía con vida. Desde el lunes recibía la mínima hidratación compatible con la sedación. La pequeña sufría una enfermedad degenerativa irreversible

09.10.2015 | 15:12

Andrea, la niña de 12 años que padecía una enfermedad degenerativa, ha fallecido hoy en el Clínico de Santiago, donde permanecía ingresada. El desenlace se produce cuatro días después de que los médicos le retiraran la alimentación artificial, una decisión que ponía fin a la cruzada judicial y mediática de unos  padres que han devuelto a la actualidad el debate sobre la muerte digna.

La menor recibía desde el lunes la "mínima hidratación" necesaria para que los sedantes actuasen de cara a su "desenlace final". Era el último paso del duro periplo que desembocó en el juzgado ante las opiniones contradictorias del equipo de pediatras del CHUS y el comité de ética asistencial. Estos últimos, el pasado 14 de septiembre, recomendaban en un informe la retirada a Andrea de la medida de soporte vital (NHA --nutrición e hidratación artificial-- por sonda PEG) e instaba a considerar la sedación paliativa.

El mensaje de su madre

Esta mañana, su madre, Estela Ordóñez cambió la imagen de portada de su perfil de Facebook por un montaje que decía: "Un amor infinito por infinito".

 

Los padres de Andrea se movilizaron para que su hija, que sufría una enfermedad degenerativa irreversible, tuviese una muerte digna. El debate social se reabrió, suscitando reacciones desde todos los sectores: profesionales médicos, juristas y representantes eclesiásticos defendieron sus posiciones a favor o en contra de la autonomía del paciente en sus últimas horas.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, consideró sin embargo "inncesario" abordar este asunto porque, dijo hace unos días, "abrir este debate situaría en una posición incómoda a todo el mundo". La actual legislación, explicó entonces, "garantiza" a todo el mundo el derecho a rechazar un tratamiento o a no ser sometido a una terapia innecesaria, a que no haya encarnizamiento terapéutico y a recibir cuidados paliativos.

Cronología

  • 28 de julio.- El juzgado de primera instancia número 6 de Compostela dicta un auto en el que autoriza el plan terapéutico pautado por el servicio de Pediatría del hospital.
  • 14 de septiembre.- El Comité de ética asistencial, adscrito a la gerencia del área sanitaria, emite un informe favorable pero no vinculante en el que respalda la petición de los padres para que se le retire el soporte vital.
  • 30 de septiembre.- Los padres, Estela Ordóñez y Antonio Lago, piden una muerte digna para su hija y sostienen que la menor ha empeorado gravemente, deteriorándose su estado hasta extremos muy dolorosos.
  • 1 de octubre.- La gerencia del Hospital Clínico de Santiago confirma una nueva consulta al juzgado acerca del tratamiento de Andrea e insiste en que no se está practicando "obstinación o sobreesfuerzo terapéutico" alguno.
  • 2 de octubre.- La familia de Andrea solicita a la Justicia la suspensión del tratamiento médico debido a la "extrema gravedad" de su situación clínica y a la "absoluta irreversibilidad" de su dolencia.
  • 5 de octubre.- El juzgado emplaza a las partes a una reunión, en la que la familia y el hospital llegan a un acuerdo para retirarle la alimentación y mantener la hidratación necesaria para permitir su sedación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine