El marginal deporte femenino

12.08.2017 | 01:57
El marginal deporte femenino

Aterriza un extraterrestre en un lugar recóndito de nuestro planeta y se conecta a internet. Va recorriendo distintas web y se detiene en las que informan de noticias políticas, económicas y deportivas. El recién llegado, al principio, no entiende nada de lo que ve, oye y lee. La lógica de su mundo no encaja con la de los humanos. En su recorrido por la red atisba exóticos muros de distinto signo ético, político, económico, deportivo. Por ejemplo, que el deporte no se atenga a la jurisdicción judicial ordinaria.

Las diferencias en el campo de la ética, de la política, de la economía le despistan y sorprenden; la realidad deportiva le desquicia. En su sistema planetario no todo es comprensible y lineal a primera vista, pero existe una conexión ético-político-económica más o menos natural. Sin embargo el deporte le parece la cuarta dimensión. Y para intentar entender lo que significa deporte en esta nuestra galaxia comienza a estudiar el sentido de las palabras, su contenido e implicación de cada una en la vida de los humanos.

Cada vez se pierde más en esta cancha. Fútbol, ciclismo, baloncesto, profesional, aficionado, dopaje, fichaje, cláusula, 222 millones? No le encajan las palabras que halla en su diccionario con el lenguaje del deporte.

A la vez que Ronaldo, Messi, Neymar, LeBron James, Kobe Bryan, Federer, Fernando Alonso, etcétera, copan las páginas de los medios con sus enormes ganancias, se les cita a muchos de ellos en las salas de los juzgados por presuntos fraudes fiscales. Mientras tanto, equipos y deportistas femeninos han de recurrir al micromecenazgo, la cooperación colectiva, el "crowdfunding" o como quieran llamar a la petición de contribuciones individuales para poder subsistir. Y no es que falte calidad en las deportistas, que no sepan regatear, encestar, nadar o pedalear. Al contrario, juegan bien.

En España hay campeonas en muchos deportes con nivel internacional, más medallistas olímpicas que olímpicos, nadadoras de oro, están las "rojas", las "guerreras"? pero no hay inversores, faltan patrocinios que apuesten por deportes de mujeres en los medios, ni medios que informen de hazañas femeninas.

Unas nadadoras acaban de regresar de los campeonatos mundiales con medallas de oro y plata y apenas se conocen sus nombres. La selección juvenil femenina española de baloncesto se proclamó días pasados, a finales de julio, campeona europea por séptima vez, pero se conoce más a su entrenador que a las jugadoras. Un titular bastante perdido de un diario deportivo señalaba así lo conseguido por "las guerreras" de balonmano: "Las chicas de Dani Lara cierran un verano espectacular en el que suman dos medallas de bronce (Croacia y Polonia), al oro conseguido el año pasado en el Campeonato del Mundo de Budapest 2016". Se televisa fútbol, baloncesto, balonmano femenino, pero en horarios y canales marginales, en diferido, y algunos otros deportes son inexistentes, salvo proezas increíbles.

Las deportistas apenas constan en la prensa salvo que sean una Garbiñe Muguruza o una Mireia Belmonte. Las atletas españolas que compiten en los Juegos Olímpicos traen más medallas que los hombres, pero ¿conoce el lector el nombre de alguna de ellas?

El Rincón Fertilidad, equipo malagueño de balonmano que participará en la liga europea Challenge Cup, rebosa de alegría porque instituciones públicas le ayudarán con diversas aportaciones, en total unos 70.000 euros, "para arrimar el hombro". A finales de 2015 un periódico deportivo señalaba que "la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino dejó de ser un ideal casi inalcanzable para cristalizarse como entidad a todos los efectos", lo que da idea de cuáles son sus mimbres. Cálculos de los organismos del fútbol femenino señalaban que esta sección del Real Madrid representaría un 0,025% del presupuesto del club. Mientras, algunos aficionados de la entidad de Chamartín han tenido la desfachatez de pedir el perdón y alguna clase de sobreseimiento para Cristiano Ronaldo, para quien la acusación solicita una multa de 75 millones de euros y pena de 15 años de prisión por el presunto fraude fiscal de 14,7 millones a Hacienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J. ARNEIROS TORCELA *

Pequeña historia de los cine clubs en Ourense

El 28 de diciembre de 1928 se creó en España, en la...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La evaluación

Una de las sorpresas que ha deparado este verano que parece no acabarse nunca -sus calores...

 
 

SANTIAGO LAGO PEÑAS*

Un debate desenfocado

Me temo que el debate sobre el turismo que se está desarrollando en España en las...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Trump triunfaría en Corea del Norte

El conflicto de Corea del Norte demuestra que el planeta no puede...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

El guion de los atentados

Es inevitable seguir hablando de los trágicos sucesos de Cataluña, de sus...

 
 

PEDRO DE SILVA

Abatidos

Abatir, en primera acepción (RAE) es derribar algo, echarlo por tierra. Solo en cuarta...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine