30 de octubre de 2016
30.10.2016
A vuelapluma

Dilación letal

30.10.2016 | 02:29
Hernando felicita a Rajoy al concluir el debate. // Efe

Rajoy fue investido ayer presidente del Gobierno, y a juzgar por lo mucho que ha esperado para conseguirlo, es razonable pensar que no querrá irse enseguida, aunque, sobre el papel, el Congreso pueda forzarle a hacerlo. A su favor tiene las virtudes que todos le reconocemos ya, que pueden resumirse en una: esa letal capacidad de dilación que agota aun al adversario más paciente. Incluso cuando parece que va a ceder en algo, Rajoy se mantiene inmóvil. O esa impresión da. Pero luego resulta que sí se ha movido, porque los demás lo hacen, y alguno hasta se rompe las narices. Habrá que ver, pues, cómo se las ingenia; pero igual la de ayer no será la única ruptura de la disciplina de voto. Y quizá en la próxima sean díscolos los que se abstengan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

IRENE BASCOY

La factura catalana

| En Marea . La crisis de En Marea es como el Guadiana. Ahí está. A veces se le ve y otra...

 
 

POR RAFAEL L. TORRE

Carlos Caba, policía y escritor

Pontevedra se rindió a su talento literario y bonhomía personal,...

 
 


ISABEL VICENTE

No hay un porqué

Ni puedo ni quiero imaginarme lo que tiene que ser vivir con miedo a que te den una paliza o a...

 
 

LUIS M. ALONSO

Hubo tiempos más luminosos

Estoy en una edad en que la vejez todavía se adapta a uno. Pronto, si da tiempo, llegará otra...

 
 

MIGUEL ÁNGEL GONZÁLEZ GARCÍA *

El traslado del coro de la catedral: entre el acierto y la chapuza (y II)

La consagración del altar mayor. Llama mucho la...

 
 

ANTONIO TOURIÑO

Lo que queda en la memoria

Los errores humanos cuando se cronifican son garrafales. La Historia así lo confirma...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine