30 de octubre de 2016
30.10.2016
A vuelapluma

Dilación letal

30.10.2016 | 02:29
Hernando felicita a Rajoy al concluir el debate. // Efe

Rajoy fue investido ayer presidente del Gobierno, y a juzgar por lo mucho que ha esperado para conseguirlo, es razonable pensar que no querrá irse enseguida, aunque, sobre el papel, el Congreso pueda forzarle a hacerlo. A su favor tiene las virtudes que todos le reconocemos ya, que pueden resumirse en una: esa letal capacidad de dilación que agota aun al adversario más paciente. Incluso cuando parece que va a ceder en algo, Rajoy se mantiene inmóvil. O esa impresión da. Pero luego resulta que sí se ha movido, porque los demás lo hacen, y alguno hasta se rompe las narices. Habrá que ver, pues, cómo se las ingenia; pero igual la de ayer no será la única ruptura de la disciplina de voto. Y quizá en la próxima sean díscolos los que se abstengan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La carta de ajuste del PSOE de Cangas

Hay ruido en el PSOE de Cangas. Parece que ahora que se clama unidad...

 
 

Pérez Nieva y el Ourense de 1900

He tenido siempre interés en rescatar las miradas ajenas sobre...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La tormenta

A estas alturas casi nadie queda ya en este país que, piense como piense, le discuta...

 
 

ANXEL VENCE

Viva el vino y las mujeres

Un político de apellido empedrado de consonantes ha montado la mundial al sugerir que la...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

Riesgo de muerte para Europa

Visto desde una perspectiva no muy optimista, el 60 aniversario de la...

 
 

PEDRO DE SILVA

Error de bultos

¿Se puede llegar lejos en política fallando la mercadotecnia? A lo largo de su...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine