El alma en pena del PSOE

26.01.2016 | 01:59
El alma en pena del PSOE

El verdadero encanto histórico del PSOE, y su capacidad de perdurar, reside en la coexistencia en su interior de dos almas que a veces conviven y a veces colisionan. En eso le pasa como a la Iglesia católica, salvando, claro, las muchas distancias (la Iglesia es más vieja y sabia). El felipismo trató de unificar esas dos almas, con resultado dispar: por un lado hizo del PSOE una formidable máquina de poder, pero por otro originó una ruptura de facto, que se hizo patente en su alejamiento de la UGT, y del movimiento obrero. Como los sindicatos, centrados en las grandes empresas, se distanciaron a su vez de la calle, ésta, en cuanto empezó a llover de veras, surgió como movimiento autónomo, y ahí nace Podemos. Ahora surge la oportunidad-problema de reunir las dos viejas almas, y aunque esa cirugía reconstructiva no es fácil, la oposición radical de la derecha siempre señala camino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine