Discriminación positiva en la huerta urbana

01.06.2014 | 01:45

| Aunque no resulte trascendente en el fondo, si tiene su aquel en la forma esa envenenada crítica hecha por María José Rodríguez Teso contra la iniciativa lanzada por Carmen Fouces de ofrecer sólo a mujeres sin recursos el cultivo de micro parcelas en una finca municipal de Conde de Bugallal. Se trata de una actuación más de discriminación positiva por parte de la concejala nacionalista que, curiosamente, se enmarca dentro de un plan de igualdad, y esa contradicción choca mucho a la concejala popular. No dice ninguna tontería Rodríguez Teso cuando señala como más lógico abrir el cultivo de esas 41 parcelas a parados o personas sin recursos dejando a un lado su género. El meollo de la cuestión está en vislumbrar como acabará está singular controversia y cómo se dará la cosecha final de esta huerta urbana experimental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine