Siria culpa a la política gala en Oriente Medio de ayudar a expandir el terrorismo

- Rusia no ve justificación para no hacer "mucho más" contra el yihadismo - Merkel promete una respuesta conjunta

15.11.2015 | 02:22
Merkel, tras pronunciarse sobre los atentados de París. // Efe

El presidente de Siria, Bachar al Asad, recibió ayer a una delegación de personalidades francesas, encabezada por el diputado opositor Thierry Mariani, a las que aseguró: "Francia conoció ayer (por el viernes) lo que vivimos en Siria desde hace cinco años". El dictador sirio no se contuvo lo más mínimo y culpó a la política francesa en Oriente Medio de "contribuir a la expansión del terrorismo".

"La política equivocada de los estados occidentales, particularmente Francia, y el apoyo de un número de sus aliados a los terroristas son razones que están detrás de la expansión del terrorismo", señaló Al Asad, citado por la agencia oficial siria, Sana.

El presidente sirio insistió también en la importancia de "adoptar nuevas políticas y procedimientos activos para detener el apoyo logístico y político a los terroristas con el objetivo de derrotar al terrorismo".

En plena sintonía con Damasco, su principal aliado en la región, y en defensa de su campaña de ataques en Siria, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, advirtió que "no hay justificación" para actos terroristas como los del viernes en París, pero tampoco la hay para no hacer "mucho más" contra grupos yihadistas como el Estado Islámico (EI) o el Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en el país árabe.

El Gobierno estadounidense informó ayer de que sus fuerzas mataron el viernes al iraquí Abu Nabil, considerado líder del Estado Islámico en Libia, en un bombardeo aéreo.

Lavrov asistió ayer en Viena a una conferencia internacional sobre la situación en Siria, a la que, entre otros, acudieron sus homólogos de EE UU, John Kerry, y Francia, Laurent Fabius. "Quisiéramos que las delegaciones del Ejecutivo y la oposición sirias acuerden la creación de un Gobierno de transición en un plazo de seis meses", expuso Lavrov.

También presente en la cumbre de Viena, el ministro saudí de Exteriores, Adel al Jubeir, dijo que los "atroces" atentados terroristas de París violan y contravienen todas las religiones.

Las autoridades iraníes, encabezadas por el presidente Hasán Rohaní, expresaron su dolor y su dura condena por los "inhumanos" atentados. Rohaní tenía previsto partir ayer en viaje oficial hacia Italia y Francia, pero la gira fue finalmente pospuesta por los ataques.

Entre los líderes de los países europeos, en algunos de los cuales -como Holanda, Suiza, Italia, Alemania y Austria- se reforzaron ayer las medidas de seguridad, destacó la reacción del futuro ministro polaco de Asuntos Europeos, Konrad Szymanski, quien advirtió que su país no admitirá más refugiados tras los atentados de París, y llamó a la UE a "reconsiderar" su sistema de cuotas para la reubicación de peticionarios de asilo.

Desde Berlín, la canciller alemana, Angela Merkel, recuperó el espíritu del eje franco-alemán al prometer una respuesta conjunta a los atentados de París, mientras su Gobierno alertaba contra una instrumentalización xenófoba de esos ataques, en medio de la crispación generada por la crisis migratoria.

Los ataques de París son "contra todos nosotros" e imponen una acción conjunta en "defensa de nuestros valores", advirtió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine