Una sentencia clave para el sector

Los bateeiros y las conserveras se unen contra el Consello Regulador do Mexillón

Productores y transformadores arremeten contra la DOP por pretender "monopolizar" la "marca Galicia" -Reclaman a la Consellería do Mar "que lo intervenga"

18.03.2016 | 04:55

El grueso del sector bateeiro gallego y la industria transformadora -cocederos y conserveras- se unen para "frenar en seco" al Consello Regulador da Denominación de Orixe Protexida (DOP) Mexillón de Galicia y piden a la Consellería do Mar que intervenga este órgano presidido por Francisco Alcalde y que apenas tiene representatividad, pero que sin embargo se erige en defensor de la mitilicultura gallega y trata de monopolizar la "marca Galicia".

Como se informaba ayer, una sentencia de la Audiencia Provincial da la razón al Consello e impide que las conserveras utilicen en sus latas denominaciones como de las Rías Gallegas, elaborado en Galicia o envasado en Galicia, y mucho menos Mejillón de Galicia, haciendo que solo empleen tales definiciones los socios del propio Consello.

Esto, que no deja de ser una estrategia para captar al mayor número de asociados posible, no ha dado resultado en los últimos años, y muy por el contrario lo que se ha conseguido fue tratar de aislar a los bateeiros y conserveras que no quieren integrarse en este marchamo de calidad.

A pesar de que los integrantes de la DOP son una minoría, al actuar de este modo tratan de dejar desamparados al conjunto de los bateeiros y conserveras, que no podrían hacer referencia al origen gallego del molusco, por mucho que se cultive en las bateas de sus rías.

Dicho de otro modo, el mejillón de una batea de Bueu, Cangas, O Grove o Muros enlatado en una conservera de Vigo, Cambados o Vilagarcía no podría etiquetarse como mejillón elaborado en Galicia si antes unos y otros no se hacen socios de la DOP.

Y claro, si las conserveras no pueden hacer esto y presumir del origen gallego de su producto incluso podrían comprarlo en China o Chile -daría exactamente igual, al no poner el origen- y de este modo el conjunto de los bateeiros verían arruinado su negocio.

Pero aún hay más, pues un bateeiro cualquiera que no forme parte de la DOP puede perder a sus clientes italianos o franceses por no estar autorizado a colocar en su guía de transporte los términos Galicia o gallego.

A esto hay que añadir el hecho de que dictámenes europeos y otras sentencias, incluso del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) quitan la razón al Consello, pues el reglamento de la DOP hacía referencia solo al molusco de fresco, no al transformado.

Con todos estos mimbres se organizó ayer una reunión en Vigo en la que participaron la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas (Anfaco) y representantes de prácticamente 2.200 de las 3.300 bateas gallegas. El acuerdo al que llegaron fue, básicamente, unir fuerzas para acabar con el Consello.

La conselleira

Por otro lado, la conselleira de Mar, Rosa Quintana, se mostró ayer "muy preocupada" por la posición de fuerza que trata de ejercer el Consello Regulador Mexillón de Galicia al querer limitar el uso del molusco producido en la comunidad autónoma. Es consciente de que "la realidad es que este Consello solo el 14% de la producción gallega lleva el certificado de la DOP, y eso no quiere decir que 86% restante del mejillón no sea gallego".

A juicio de Quintana, "con ese 14% no hay condiciones ni capacidad para suministrar todo el mejillón que precisa nuestra industria conservera".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine