El marisqueo a flote inicia la campaña de verano en la ría de Vigo con buenos precios

El berberecho llegó casi a 7 euros, la almeja japónica rondó los 6 y la fina alcanzó los 23

17.06.2014 | 10:07

A las siete de la mañana, Óscar González ponía rumbo en su planeadora "Adoración" desde Meira hacia el banco de O Cabalo, en la ensenada de San Simón. Como la gran mayoría del sector del marisqueo a flote de la ría de Vigo, optó por iniciar la campaña de verano de la almeja y berberecho en un banco más próximo, en lugar de aventurarse en las Cíes, con más gasto de combustible y a la espera de que abra la Zona II de la ría, en el frente de Moaña, cerrado por toxina: "¡Mientras se gane aquí...!" , exclamaba tras acabar la jornada.

A mediodía ya estaba descargando la mercancía en la lonja de Meira para venderla después en la subasta en Vigo y la valoración era positiva: el cupo se cogió bien, había buen berberecho, buena almeja japónica y solo escaseó la almeja fina. Los precios, después, en la subasta acompañaron la jornada y el berberecho se vendió bien entre 6,75 y 3,50 euros el kilo; la almeja fue algo peor, pero sin levantar tampoco quejas: la japónica se comercializó entre 6 y 5,30 euros y la fina, entre 23 y 17,50 euros.

En O Cabalo se reunieron ayer alrededor de un centenar de barcos de las cofradías de Moaña, Arcade, Redondela, Vilaboa y Cangas en el primer día de la apertura de la campaña de verano del marisqueo a flote, que está marcada por el cambio de los bancos. Los de invierno son ahora intocables.

En este primer día no acudió todo el sector, dedicado a otras artes como "trasmallos" o el "xeito", en espera de que llegue la época más fuerte de julio. Baiona no acudió al estar su flota -integrada por unos 20 barcos de los que 6 suelen acudir al marisqueo- trabajando el percebe.

Por cofradías

El secretario de la cofradía de Moaña, Luis Sequeiros, asegura que de esta cofradía se llegaron a vender en la subasta de Vigo 350 kilos de japónica, entre 6 y 5,50 euros el kilo; 320 de croque, entre 6,75 a 3,50 euros/kg; y 43 de fina, entre 23 y 17,50 euros/kg. Acudieron 35 barcos de una flota de 60.

De Redondela, lo hicieron 22 de las 80 embarcaciones, tal y como asegura el patrón mayor, Clemente Bastos. Los redondelanos vendieron 22 kilos de fina entre 21,20 y 18,50 euros/kilo; solo 5 kilos de babosa, debido a la mortandad por agua dulce, que se comercializó a 12,95 euros/kg; de croque fueron 160 kilos, entre 6,75 y 4; y de japónica, 210 kilos, entre 5,50 y 5 euros.

Los mariscadores de Arcade vendieron 650 kilos de japónica, 354 de croque; 77, de fina y 3 de babosa.De Vilaboa acudieron una decena de barcos que consigueron el cupo de 7 kilos de japónica por tripulante, 8 de berberecho y 1 de fina. Tanto en Redondela como en Vilaboa, también trabajaron las mariscadoras de a pie -90 y 50, respectivamente-. Las playas de Moaña permanecen cerradas por toxina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CEFERINO DE BLAS*

Hay tiempo para rectificar un mal comienzo

(El pergamino Vindel debe exponerse en el lugar idóneo: el Marco)

 
 

El curso de agua de Menduíña no baja todo lo limpio que debería

Nos cuentan que las quejas ante la Policía Local por malos olores en...

 
 

JORGE DEZCALLAR*

Negar la evidencia

Las conclusiones del informe sobre el clima que el Congreso norteamericano encarga cada cuatro...

 
 

JOSE MARÍA DE LOMA

Los paraguas

He visto gente con paraguas. Quiero decir que he visto gente con paraguas estos días. Gente con...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Unión fiscal

Llevan tiempo diciendo los políticos del sur de Europa que se necesita una unión fiscal para...

 
 

PEDRO G. CUARTANGO

Reivindicación de la lectura

El prestigioso periodista Pedro G. Cuartango, exdirector del diario...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine