Agreden a dos guardias civiles y la Policía apunta a la izquierda abertzale

Los agentes estaban fuera de servicio con sus parejas en un bar de Alsasua - Una de las víctimas fue intervenida por lesiones en el tobillo

16.10.2016 | 01:58

Dos personas fueron detenidas ayer por la Policía Foral navarra acusadas de un delito de lesiones en relación con la agresión que sufrieron de madrugada en Alsasua un teniente y un sargento de la Guardia Civil fuera de servicio y sus parejas.

La investigación está abierta y la Policía foral no descarta nuevos arrestos y que al delito ya imputado se sumen otros.

Los hechos ocurrieron a las 05.00 horas en bar el Koxka cuando un "grupo numeroso" de personas, que "parece" vinculado con la izquierda abertzale, comenzó una pelea.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) denunció en un comunicado que los agentes habían sido "salvajemente agredidos por aproximadamente 50 personas pertenecientes a la izquierda radical vasca al ser reconocidos como miembros de la Guardia Civil".

"Una vez más los valientes gudaris, haciendo gala de una cobardía sin parangón, valiéndose de una superioridad manifiesta, se lanzaron cual jauría de perros rabiosos contra unos servidores públicos por el simple pecado de ser guardia civil", asegura esta asociación.

Por su parte, la Unión de Guardias Civiles (UGC) informó en otra nota de que los agresores pueden estar "vinculados al movimiento denominado 'Ospa Eguna' (día de la huida), de la izquierda radical abertzale, para reclamar la expulsión de las fuerzas de seguridad estatales de País Vasco y Navarra, una vieja reclamación de ETA".

Fruto de la agresión, uno de los agentes tuvo que se intervenido quirúrgicamente por una lesión en el tobillo.

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, visitó en el hospital a las dos personas ingresadas tras la agresión. Fuentes del gabinete de Barkos informaron de que la presidenta acudió al Complejo Hospitalario de Navarra acompañada por el consejero de Salud, Fernando Domínguez.

Allí, precisaron, ambos visitaron a una de las mujeres y a uno de los agentes, cuyas lesiones en un tobillo necesitaron de intervención quirúrgica, hablaron con sus familias y "se pusieron a su disposición para lo que puedan necesitar".

Además, El Partido Popular de Navarra manifestó su "preocupación y repulsa" por la agresión sufrida por los dos guardias civiles y sus parejas. "Es repulsivo que en pleno siglo XXI una parte de la sociedad navarra manifieste, con hechos tan graves como las agresiones físicas, su odio a todo lo que tenga relación con España", declaró en un comunicado Juan Antonio Extremera, portavoz del PPN en el Ayuntamiento de Etxarri Aranatz y Presidente de la Junta Zona Norte del PPN.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine