Conversaciones para formar Ejecutivo

Rajoy pide "sentido común" al PSOE porque "estar sin Gobierno es una situación absurda"

El escenario de unas terceras elecciones es "algo disparatado, no ocurre en ningún país de Europa", dice -Ciudadanos exige "reformas profundas" al PP para atraerse a los socialistas

21.08.2016 | 02:38
Rajoy, ayer, en su caminata por la ribera del Umia. // Salvador Sas

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, expresó ayer su deseo de que el PSOE actúe al final con "sentido común", porque, una vez que los españoles han hablado, "esto no se aguanta más" ya y estar sin Gobierno es una "situación absurda".

Tras un largo paseo por la ruta del río Umia, situada en Ribadumia (Pontevedra), y en la que el líder de los populares recorrió 6,710 kilómetros en 55 minutos, explicó a la prensa allí congregada, después del café de rigor, que el escenario de unas terceras elecciones sería "algo disparatado, no ocurre en ningún país de Europa, vamos".

"Estar diciendo que no a todo, no tiene mucho sentido", afirmó, en alusión al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al mantenerse este partido en su negativa a propiciar un gobierno del PP y a apoyar unos hipotéticos presupuestos generales de 2017 que presente tal organización política.

Esto no ha llevado a Mariano Rajoy a conformarse y en ese sentido esta mañana ha recalcado que él ha de intentarlo y que va a hacerlo, porque "el PSOE es un partido de gobierno, ha gobernado en muchas ocasiones, y sus votos son necesarios ahora para que España tenga un gobierno".

"Formar gobierno es la prioridad, como digo yo, es la mayor", ha apostillado Rajoy, "y luego ya, evidentemente, lo primero es tener unos presupuestos. Este año 2016 se ha mantenido bien la economía", ha puntualizado, "pero esto no tiene por qué ser siempre así", además de que "tenemos que perseverar y todavía hay que crear muchos puestos de trabajo".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se someterá al debate de investidura en el Congreso el 30 y 31 de agosto, después de haber aceptado las condiciones que le planteó Ciudadanos para iniciar las negociaciones, que comenzaron con la firma del pacto anticorrupción y una primera reunión.

Por su parte, Ciudadanos aprovechó ayer el paréntesis del fin de semana para pedir al PP que abra su mente a "reformas profundas" si quiere que la negociación emprendida el viernes desemboque el próximo día 31 en un voto positivo a la investidura de Rajoy. La formación de Albert Rivera quiere incorporar a su acuerdo con los populares medidas económicas y sociales -rescatadas de su pacto de la pasada legislatura con el PSOE- que permitan a este justificar una abstención a la que los socialistas se niegan y sin la que el intento de reelección del presidente en funciones está condenado al fracaso.

Así lo advirtió ayer el vicesecretario general de C's, José Manuel Villegas, quien llamó al PP a abandonar "el inmovilismo", porque, de lo contrario, señaló, "no habrá Gobierno ni estabilidad". Villegas insistió en que "los españoles votaron cambios y, si se quiere contar con Ciudadanos, el programa de Rajoy tendrá que incluir propuestas de cambio".

El dirigente naranja llamó la atención sobre el hecho de que la negociación va a ser corta, ya que en una semana, la próxima, "tiene que estar cerrada". De ahí que haya emplazado al PP a demostrar que tiene "flexibilidad suficiente".

Las propuestas de reforma de Ciudadanos se dividen en cuatro bloques: crecimiento económico y consolidación de la recuperación; reparto justo del crecimiento y políticas sociales; reformas institucionales y regeneración democrática. En estos dos últimos apartados es donde encuentran su acomodo las seis condiciones recogidas en el pacto anticorrupción firmado esta semana por las dos formaciones.Todas estas condiciones están supeditadas a que Rajoy sea investido y cuentan con un plazo de tres meses para su ejecución a partir de la reelección del líder popular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine