Los primeros pasos de una legislatura incierta

Ciudadanos no ve a Rajoy "con muchas ganas" de convencer a nadie para gobernar

Dos de los socios de Podemos muestran su disposición a apoyar a Sánchez - Desde el PP tachan de "antidemocrática" la negación del líder socialista a hablar con su partido

21.01.2016 | 02:33
Garzón mediará por un Gobierno de izquierdas | Alberto Garzón, diputado de IU.Unidad POpular, a quien recibió ayer el Rey (en la foto) se mostró dispuesto a mediar entre Pedro Sánchez e Pablo Iglesias para facilitar un acuerdo que "evite el drama de que vuelva a gobernar la derecha".

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, dijo ayer que en su partido están "muy sorprendidos" por la "inacción" del presidente en funciones, Mariano Rajoy, y no ve al PP con "muchas ganas" de convencer a nadie para formar Gobierno.

Girauta, en declaraciones en el Congreso, cree que en un primer momento de "conmoción" y "estado de sock" se podría entender la actitud de Rajoy al afrontar unos resultados electorales que no esperaba, pero "van pasando las horas" y sigue igual, ha dicho.

"Nos parece que esto va más allá de lo normal", subrayó el portavoz de Ciudadanos, recalcando a la vez que unos han ido al Congreso a hacer política "y no a marear la perdiz".

Según señaló, no sabe cómo interpretar que el PP esté "paralizado e inmovilizado", pero sí le parece que no tiene gran interés en buscarse apoyos.

Ciudadanos, insistió de nuevo, no ha recibido propuestas ni del PP ni un planteamiento del PSOE "en ningún sentido" para poder llegar a un acuerdo de gobernabilidad.

Por su parte, En Marea y Compromís, dos de los socios territoriales de Podemos, mostraron ayer su disposición a dar su apoyo al socialista Pedro Sánchez para que se convierta en presidente del Gobierno. Fueron las manifestaciones más claras de lo que parece una tendencia del partido de Pablo Iglesias a buscar una aproximación al PSOE (más información en la página 19).

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, hasta ahora otro de los socios territoriales de Podemos avanzó ayer que sus cuatro diputados podrían apoyar la investidura de Sánchez si acepta una reforma del reglamento del Congreso, un modelo de financiación justo con los valencianos y la derogación de algunas leyes, como la reforma laboral o la LOMCE.

Junto a estas manifestaciones, Podemos parece buscar un allanamiento del camino hacia a un posible acuerdo para facilitar la investidura del líder del PSOE, al rebajar en su discurso el peso de su exigencia de un referéndum en Cataluña, el principal escollo para el entendimiento entre ambas fuerzas, y dar prioridad a la "agenda social". La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, enfatizó ayer que a la hora de negociar con el PSOE la "agenda social" está por delante del referéndum, y que fueron los socialistas quienes fijaron la consulta catalana como una "línea roja".

ERC todavía no ha decidido su posición en el debate de investidura, según su portavoz en el Congreso, Joan Tardà, quien anticipa que en ningún caso apoyarán a Rajoy y esperarán a que el PSOE se manifieste sobre el derecho de autodeterminación antes de resolver sobre sus apoyos.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, asegura que la intención de Pedro Sánchez es "hablar con todo el mundo" para intentar conformar una mayoría de gobierno si Mariano Rajoy, no logra ser reelegido presidente.

Críticas populares

Como en días anteriores, desde el Partido Popular arreciaron ayer las críticas contra los socialistas por su rechazo a entrar en una gran coalición con ellos y con Ciudadanos. "Es antidemocrático negarse a hablar con la primera fuerza política en España", manifestó ayer Alfonso Alonso, ministro de Sanidad, mientras que el de Interior, Jorge Fernández, advierte que "matemáticamente, con Podemos y sus confluencias, IU y PNV y la connivencia de ERC y Convergencia es posible ser investido, pero otra es que eso sea bueno para España".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine