El órdago independentista catalán

El Gobierno exhibirá "toda su capacidad" para frenar desde hoy el soberanismo catalán

-Junts pel Sí y CUP aprobarán el inicio del proceso, que desatará la actuación del Constitucional -Forcadell, dispuesta a llegar "a donde sea" porque se amenaza "la democracia de un pueblo"

09.11.2015 | 01:29
El "pleno de la vergüenza" | El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, candidato del PP por Barcelona, visitó ayer el Salón de las Familias Numerosas, donde aparece ante un hinchable de Bob Esponja. Allí calificó la sesión de hoy en el Parlament catalán como el "pleno de la vergüenza".

Máxima expectación ante el pleno extraordinario que hoy se celebra en el Parlament catalán, donde Junts pel Sí y la CUP pretenden sacar adelante su declaración independentista. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, asegura que el Gobierno de Rajoy "no va a permitir el desafío soberanista" y que tiene "todas las capacidades" para frenar las aspiraciones de Mas. Según Catalá estos planeamiento "rompen la igualdad de derechos" y conducen "a la ruina, a la pobreza y a la pérdida de servicios del conjunto de catalanes y españoles".

En la sesión de investidura que afrontará hoy Artur Mas, y que sucederá al pleno extraordinario donde se votará la espinosa moción. El President en funciones no tiene esperanzas de salir elegido, habida cuenta de la voluntad expresada por la CUP de no respaldarle de ninguna de las maneras. Por eso, y según publicaban ayer medios catalanes, cada días se hace más evidente para el líder de Convergència que su nueva estrategia habrá de ir encaminada a convocar elecciones en marzo.

La CUP, por su parte, no ve en el horizonte unos nuevos comicios. El diputado de la CUP Benet Salellas aseguró que en la formación independentista nadie se plantea la convocatoria de unas nuevas elecciones catalanas en marzo por su negativa a apoyar la investidura de Artur Mas. Por contra, ha aludido a Neus Munté y Raül Romeva, de Junts pel Sí (JxS), como posibles alternativas para presidir un nuevo ejecutivo independentista. Benet Salellas ha dicho que celebrar unas nuevas elecciones en Cataluña "es un escenario que no se lo plantea nadie" y que quienes salieron escogidos diputados en las elecciones del 27-S tienen la obligación de cumplir el mandato democrático de tirar adelante con la legislatura.

La aprobación de la resolución independentista será, previsiblemente, la gran noticia política de hoy. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, aseguró ayer que está dispuesta a llegar "adonde sea para cumplir el mandato democrático de las urnas del 27S, porque es lo que me toca". No teme las responsabilidades jurídicas y políticas que pudieran recaer sobre ellas. "Más que sentirme yo amenazada, me parece que se amenaza la democracia y la soberanía". Insiste en que no se está incurriendo en desobediencia porque "estamos cumpliendo el mandato democrático que surgió de las urnas". Además, cree que el Gobierno "no se atreverá" a aplicar la Ley de Seguridad Nacional porque, a su juicio, "delante del mundo, el Estado español se retrataría, eso lo debilitaría, y, en todo caso, favorecería a Cataluña".

La opinión del Ministro de Justicia, Rafael Catalá es tajante: "quien no cumpla las leyes tendrá enfrente al Gobierno defendiendo nuestro modelo de convivencia". Además, se ha mostrado confiado en que el Tribunal Constitucional "proceda a la suspensión" de la declaración del Parlamento catalán tras la impugnación del Gobierno. Otro ministro, el de Interior, Jorge Fernández Díaz, candidato del PP por Barcelona, calificó ayer el debate de hoy como "el pleno de la vergüenza" porque a su juicio plantea levantar muros y dividir a la sociedad catalana. Fernández Díaz considera que el proceso independentista va en contra "de la historia y del sentido común". Fernández Díaz ha pedido al presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, que desista y que "se vaya a su casa", para que deje de hacer daño a los catalanes y a su convivencia.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ve este lunes como "día preocupante para la democracia española" y asegura que "se tiene que recurrir al minuto 1" y que el Constitucional debe suspenderla y anularla. Por su parte, el secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, declaró que en Cataluña se está "viviendo un poco una repetición del día de la marmota porque se aprueba cosas tras cosas que se han aprobado ya en el pasado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine