Accionistas exigen que no se les prive de liquidez

25.07.2008 | 00:00

Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (Aemec) cree que la suspensión bursátil de Martinsa Fadesa debería levantarse una vez concretado el proceso concursal solicitado por la compañía y después de que se hayan pronunciado sobre el mismo tanto el juez como los acreedores. La asociación explica que, una vez que esté disponible la información sobre la solvencia de la sociedad, no debería privarse de liquidez a los accionistas de Martinsa Fadesa.
Sin embargo, la Aemec entiende que la suspensión tiene actualmente "todo su sentido" para garantizar el conocimiento de la información sobre la solvencia de la compañía y prevenir caídas bruscas en la cotización de la acción.
Por su parte, el presidente del Banco Popular, Ángel Ron, confió ayer en que la inmobiliaria Martinsa Fadesa salga adelante y logre un acuerdo de convenio con los acreedores que le permita evitar la liquidación. Ron reconoció que la entidad que preside no preveía que la inmobiliaria solicitara entrar en concurso de acreedores de forma "tan inmediata".
De hecho, el Banco Popular, al hacer sus previsiones, consideraba que las negociaciones que Martinsa Fadesa estaba manteniendo con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para lograr los 150 millones de euros que necesitaba para evitar la suspensión de pagos iban a prosperar.
La inmobiliaria consideró "positiva" la declaración de concurso de acreedores y manifestó su compromiso de "seguir trabajando junto con los administradores designados para lograr una pronta solución del concurso y alcanzar un convenio anticipado con los acreedores en un plazo razonable".
El grupo inmobiliario reiteró su "confianza en el futuro de la compañía, en su modelo de gestión, el valor de sus activos y su desarrollo internacional".

Enlaces recomendados: Premios Cine