El Celta quiere pegar otro acelerón

El equipo recibe a un herido Valencia decidido a abrir brecha con la séptima plaza y afianzarse tercero

07.11.2015 | 12:10
Los jugadores entrenan en A Madroa. // Ricardo Grobas
Los jugadores caminan sobre el césped de A Madroa. // Ricardo Grobas

El Celta afronta esta tarde (Balaídos, 16.00 horas, Canal + Liga) otra prueba de la máxima exigencia. Recibe el grupo de Berizzo al Valencia en busca de un triunfo que afiance la tercera plaza reconquistada el pasado sábado sobre la campana en Anoeta. El choque supone todo un reto para el equipo vigués, que tiene la oportunidad de abrir brecha de nueve puntos con respecto al séptimo puesto, el que marca el horizonte de clasificación europea, y que ocupa precisamente el conjunto blanquinegro.

Los celestes se proponen dar este nuevo golpe de autoridad en la zona alta de la tabla doblegando a otro poderoso rival en casa, donde no ganan desde su revolcón al Barcelona en la quinta jornada de Liga. Tras empatar sin goles frente al Getafe y caer por primera vez este curso ante el Real Madrid, el equipo vigués quiere añadir otra muesca a su revólver frente a un oponente armado para disputar la Liga de Campeones, que ha iniciado el campeonato por debajo de sus posibilidades y llega malherido a Balaídos.

El errático rumbo en la Liga, donde ha cedido tres derrotas, y las dificultades mostradas por el Valencia en la "Champions" han situado en la picota a su técnico, el portugués Nuno Espírito Santo, que se juega esta tarde el puesto en Balaídos. Eduardo Berizzo no se fía, sin embargo, de las urgencias del Valencia y se prepara para afrontar un duelo sin concesiones, que su equipo quiere ganar siendo fiel al atractivo estilo de juego que le ha convertido en el equipo de moda en el fútbol español.

Los celestes llegan al choque con la moral elevada y casi al completo de efectivos. Faltará apenas a la cita Gustavo Cabral, sancionado con tres encuentros de suspensión por menospreciar al árbitro tras ser expulsado por doble amarilla en la reciente visita del Real Madrid a Balaídos.

La ausencia del defensa central argentino dejará de nuevo el eje de la línea defensiva celeste a cargo de Sergi Gómez, que ocupará la zona derecha, y Andreu Fontás, que repite titularidad decidido a mejorar el rendimiento ofrecido en Anoeta, donde el zaguero catalán acusó la inactividad de su última lesión. Hugo Mallo, en el costado derecho, y Jonny Castro, arrimado al izquierdo, completarán la zaga céltica.

En el medio campo la novedad será Augusto Fernández, el cerebro de este Celta, que regresa al once tras cumplir sanción frente a la Real Sociedad. El regreso del capitán supondrá previsiblemente la salida del once de Nemanja Radoja, pues parece difícil que Berizzo prescinda ante un rival de tanto fuste de la versatilidad de Daniel Wass y el oscuro pero efectivo trabajo del redimido Pablo Hernández, el héroe de Anoeta.

Pero quizá la mayor sorpresa afecte a la delantera, donde Berizzo medita dar la alternativa al sueco John Guidetti, que podría relevar a Iago Aspas en la posición de delantero centro. Las molestias físicas del moañés, que no se ha entrenado al ciento por ciento en los últimos días, están en el fondo de la decisión del técnico, que no quiere arriesgar al moañés en un campo en deplorable estado. El entrenador celeste ha convocado para el choque a 18 futbolistas, todos menos el centrocampista catalán Josep Señé. Entre los convocados figura el portero del filial Néstor Díaz, pues Berizzo ha preferido dar algo más de tiempo de recuperación a Rubén Blanco, a quien el técnico prevé convocar ya para el clásico gallego de Riazor, tras el parón liguero.

El Valencia, mientras tanto, afronta el choque muy necesitado, pues la última derrota frente al Gante en la Liga de Campeones ha dejado a Nuno seriamente tocado. Las repetidas ausencias de Álvaro Negredo, que ayer volvió a ser descartado por el preparador luso, han provocado además un cisma en el vestuario. En este clima de tensión llega al equipo a Balaídos con dos excélticos en sus filas, el delantero Santi Mina, que apunta a titular por banda derecha debido a los problemas físicos que arrastra el argelino Feghouli , y el portero Yoel Rodríguez, que estará en el banquillo. Nuno prevé alinear en Balaídos un 4-3-3, con Jaume en la portería, arropado por una línea de cuatro defensas (Cancelo, Mustafi, Vezo y Gayà); la ausencia por lesión del argentino Enzo Pérez dejará el medio campo che en manos del trío integrado por Javi Fuego, Parejo y André Gomes, mientras que Santi Mina y Bakkali, en los flancos, y Paco Alcácer, en punta, ocuparán el frente de ataque blanquinegro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine