piragüismo

El palista David Cal recibe la Gran Cruz al Mérito Deportivo

Se trata de "la más alta condecoración que se da en España a un deportista"

10.10.2015 | 02:10
David Cal pasea por la playa, pocos días después de anunciar su retirada. // Gonzalo Núñez

El Consejo de Ministros aprobó ayer el Real Decreto por el que se dispone el ingreso en la Real Orden del Mérito Deportivo con la categoría de Gran Cruz al piragüista de Hío David Cal, ganador de cinco medallas olímpicas en los Juegos de Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012.

Tras la concesión, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, felicitó al deportista cangués, que a finales del pasado mes de marzo anunció su retirada de la competición y renunció a preparar los Juegos Olímpicos de Río 2016, pese a que pasó una temporada entrenándose para ellos en Brasil.

"David Cal es el deportista español que más medallas olímpicas ha obtenido, una de oro y cuatro de plata. Por ello el Consejo de Ministros le ha concedido la más alta condecoración que da en España", comentó el ministro, según informó el Consejo Superior de Deportes (CSD).

Méndez de Vigo señaló que la distinción a Cal (Hio, Pontevedra, 1982) quiere "premiar esa trayectoria, ese ejemplo para los jóvenes, y para los que ya no somos tan jóvenes, de competir, de tener tesón y lucir con orgullo los colores de España".

Abanderado de España en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, Cal posee cinco medallas olímpicas, una de oro -lograda en Atenas 2004 en C-1 1.000 metros- y cuatro de plata -dos en C-1 500, conseguidas en Atenas y Pekín 2008, y en C-1 1.000 metros en Pekín y Londres 2012-.

El anuncio de su retirada el pasado mes de marzo fue una sorpresa inesperada para todo el mundo. El canoísta se encontraba en Brasil preparando la que se presumía una nueva cita con la gloria para Cal. Pero la "falta de motivación", tal y como él mismo alegó en el anuncio oficial de su retirada, fue uno de los motivos que obligó al palista de Hío a regresar a casa y renunciar a su quinta cita olímpica en busca de una sexta medalla que agrandaría aún más su leyenda.

Ahora ya es un ciudadano más. Se pasa los días pescando, una de sus grandes pasiones, y compartiendo el tiempo con sus amigos, aquellos que apenas podía ver cuando pasaba sus jornadas de entrenamiento. Desde que aparcó la piragüa, el joven de Vilariño trata de readaptarse a una vida muy diferente de la que ha tenido en los casi 18 años que ha estado fuera de casa, entre concentraciones y citas internacionales.

Pese a que está retirado desde marzo, sus gestas permanecerán siempre en la historia del deporte y sigue siendo el deportista español más laureado en una cita olímpica. Este reconocimiento es un homenaje a su trayectoria deportiva y a su ejemplo para los deportistas más jóvenes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine