Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 09
    Julio
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tonto de verano (2)

    Estás en el campo con su verde alfombra y lo pasas muy bien. Tomas el sol para desayunar y bebes el aire… Buscas la sombra bajo un árbol lleno de hojas, que son los más caros, y el dueño te sirve el menú del día. Charlas con los colegas que también están en el campo con su alfombra verde…

    Una mañana nos metieron en un camión y fuimos de viaje. Me hospedé en un corral de una estrella, y otro día nos pusieron detrás de unos señores que corrían mucho con la intención de que se les persiguiese. No sabía por qué. Por lo visto, pretendían divertirse un rato con nosotros. Pude hacerles daño si no llego a correr con la debida precaución…  

    Tonto de verano (2)

    En una curva resbalé y caí. A otros les pasó lo mismo. Los señores se paraban y seguían después corriendo hacía no sabía dónde. Otra gente miraba durante la carrera turística, protegidos por una valla, y aplaudía con entusiasmo. A los pocos minutos entré en una plaza llena de arena con un graderío como escenografía. Los más bromistas jugaban con nosotros moviendo unos trapos…

    A la mañana siguiente nos fueron sacando de uno en uno al ruedo. Un señor quería jugar con un capote, pero yo no tenía ganas y no le presté atención. Me hice el tonto de verano y miré al tendido. Quisieron ponerme unas banderillas en la espalda como adorno. No me dejé.

    Tonto de verano (2)

    Un hombre, subido en un caballo de cartón, quiso picarme con una vara. Me di la vuelta. La gente gritaba, y al señor del traje se le fundieron las luces. Sacó el estoque para no sé qué… Salí corriendo con el rabo a otra parte. Y me llevaron al campo.

    Yo creo que lo mejor en ciertos casos es ponerse en huelga de cuernos caídos. Ahora me iré en busca de otro campo más pintado de verde todavía. Subiré a la montaña y hablaré de noche con la luna.      

    Pinchen este enlace de cine  https://youtu.be/ZN-bZ5xCW_k       

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook