Blog 
Current News
RSS - Blog de John Gussman

El autor

Blog Current News - John Gussman

John Gussman

Sobre este blog de Economia

Noticias de actualidad, tendencias y otros.


Archivo

  • 30
    Junio
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Economia vigo

    Jugar con los hijos, la mejor manera de reforzar los lazos

    Los padres no quieren que el recuerdo que tengan sus hijos de ellos cuando crezcan sea el de personas autoritarias con las que no pasaron ningún momento de diversión. Para evitarlo es imprescindible jugar con los niños y pasar grandes momentos juntos.

    Los hijos necesitan mucha atención. No  se trata solo de alimentarlos, bañarlos y proporcionarles una buena educación. Darles cariño y jugar con ellos creará una relación de apego que fortalecerá el vínculo entre padres e hijos.

    Jugar con los hijos, la mejor manera de reforzar los lazos

    La educación lúdica une los lazos familiares

    Entrar en el mundo de los hijos hará que los padres se ganen su amor y confianza. Que el niño cree una relación de apego hacia sus padres es necesario para su correcto desarrollo. Es importante que no solo vean a sus padres como una figura autoritaria, sino que también deben generar una buena conexión a través de la diversión.

    Dedicar tiempo para jugar con los niños creará momentos irrepetibles e inolvidables. La risa es una gran terapia, y qué mejor manera de pasarlo bien que a través de juegos con un toque de humor. El día a día de los niños en el colegio, con los deberes que les mandan para casa y las clases extraescolares a las cuales los apuntan, pueden provocarles altos niveles de estrés. Para aliviar esas exigencias es recomendable el uso de la educación lúdica para crear una relación cercana.

    ¿En qué consiste el apego?

    Los niños necesitan sentirse queridos. De igual forma también requieren de comprensión, de atención y de apoyo por parte de sus padres y su familia. Muchas veces los problemas de comportamiento que aparecen en algunos niños es consecuencia de la falta de afecto que han podido experimentar.

    De la misma manera que se cubren las demás necesidades básicas de los hijos, también es imprescindible proporcionales cariño. Si el niño tiene hambre se le da de comer, si tiene calor se le da agua o se le da una ducha, y si tiene frío se le abriga. Pues bien, también hay que cubrir la necesidad del cariño jugando con ellos, calmándolos cuando lloran, hablando con ellos cuando lo necesitan y demostrándoles el amor a través de abrazos y besos.

    ¿Podemos educar a nuestros hijos a través de los juegos?

    Aparte de proporcionar diversión, los juegos favorecen el aprendizaje de muchas habilidades. Pueden enseñarles a no hacer trampas y a respetar las normas, a saber ganar y perder, a compartir sus pertenencias, a respetar a los compañeros, a jugar en equipo o a controlar sus emociones.

    Estas habilidades aprendidas durante el juego pueden ser aplicadas en su comportamiento durante la vida real. De esta manera los padres estarán educando a sus hijos de forma lúdica.

    Pequeños gestos en el día a día que ayudan a la relación

    No se trata de pasar largas horas jugando a las muñecas o al fútbol. Cualquier momento del día es bueno para que con un pequeño detalle crezca el vínculo padres e hijos. Cuentos cortos fáciles de leer, una broma, una imitación, una pequeña charla o simplemente estar junto al niño mientras está jugando, son acciones de gran importancia y que no requieren de la inversión de mucho tiempo.

    Cuidando estos pequeños gestos del día a día, los padres irán reforzando ese vínculo y en el futuro tendrán su recompensa.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook